Inventarios de soja alcanzarán un volumen sin precedentes

El stockeo de poroto en nuestro país, si bien da sostén a los precios en el corto plazo, acabará por salir al mercado con un enorme riesgo bajista para los precios.

Por
Fuente: BCR

Fuente: BCR

27deSeptiembrede2014a las06:01

Hace apenas cuatro meses atrás, el valor disponible de la oleaginosa alcanzaba los $ 2.640/ton, un 15% más que hoy. Esta pronunciada caída ha tenido un fuerte impacto en los márgenes del productor al combinarse con un ajuste alcista de los costos de producción. Como consecuencia, el retraso en la comercialización del grano continua a la orden del día. De acuerdo a las cifras que publica el Ministerio de Agricultura, para mediados de septiembre se llevaban negociadas 33,3 de las 55,6 millones de toneladas que nuestro país produjo en la campaña actual o un 60%. A la misma fecha del año anterior este cociente alcanzaba el 70%, mientras que el promedio de las últimas cinco campañas arroja un 80%.

Agravando el panorama, las perspectivas a mediano plazo no arrojan esperanzas de una sensible recuperación de los precios. La producción mundial luce inmejorable para la nueva campaña: Estados Unidos ha comenzado a levantar una cosecha que rompería todos los récords históricos, al tiempo que tanto Brasil como Argentina destinarían a soja al menos el mismo hectareaje de tierras que el récord de la campaña anterior, ya que aún resulta más atractiva que cultivos sustitutos. Sólo la ganadería parece erigirse como una alternativa interesante en aquellos lotes con aptitudes, aunque no en todos los casos asegura la liquidez que necesita el productor.

En este contexto se continúa acumulando la reconstrucción de inventarios en nuestro país. Según proyecta el USDA, de los 9,3 millones de toneladas de carry in con los que arrancó la presente campaña, se le sumarían algo más de 4 millones para cerrar el año comercial con un stock de 13,5 millones de toneladas, un volumen sin precedentes en nuestro país. Además, el organismo norteamericano estima que el patrón de comercialización se mantendría mayormente invariable por lo que la nueva campaña acumularía otros 4 millones de toneladas de inventarios cerrando en 17 millones. El stockeo de poroto, si bien puede actuar como sostén de su valor en el corto plazo, más antes que después acabará por salir al mercado con un enorme riesgo bajista para los precios.

El panorama al que se enfrenta la soja resulta mucho más peliagudo que campañas atrás. A lo largo y a lo ancho de la cadena el ajuste se está haciendo sentir, y ello no sólo impacta sobre las cuentas micro de cada participante sino también sobre las cuentas macro de nuestra economía. Con ello, desestimar la realidad no mejorará el resultado sino que atender a las señales que da el mercado y diseñar cuidadosamente la estrategia financiera y comercial en consecuencia se avizora como la opción más racional.

Fuente: Bolsa de Comercio de Rosario Autor: Emilce Terré

Temas en esta nota

Load More