Productores de trigo en Uruguay están jugados a una buena primavera

Esperan que ayude a los cultivos de invierno y así mejorar los rendimientos para compensar la menor área y la caída en el precio de los mismos.

Por
Productores de trigo en Uruguay están jugados a una buena primavera
01deOctubrede2014a las16:53

Es un año difícil para trigo y cebada en Uruguay, ya no sólo por los precios, sino porque bajó el área y además que por razones climáticas, hay muchas chacras que se plantaron tarde.

A nivel de campo "se ve de todo", aseguró a El País Juan Foderé, experto del área agronómica de la empresa Fadisol SA. "Los cultivos de invierno sembrados temprano están de buenos a muy buenos; el resto, cuanto más tardía fue la siembra, muestran un desarrollo más complicado", aseguró el técnico.

Los precios más bajos y las complicaciones que hubo para vender el remanente de trigo a Brasil, desmotivaron a los productores a plantar el cereal y en muchos casos bajaron el área. No se sabe cuánto se plantó y hasta hoy, hay visiones diferentes entre los técnicos.

Es que algunos sostienen que no se llegará a las 300.000 hectáreas y otros apuntan a que se sembró un poquito por arriba, cuando Uruguay precisa una base de 200.000 hectáreas para cubrir la demanda interna de trigo.

Según la visión de Foderé, apenas se estarán pasando las 300.000 hectáreas.

Verano.

En cuanto a cultivos de verano en la República Oriental, la soja volverá a liderar las siembras y se estima que el área no sólo se mantendrá cercana a 1,3 millones de hectáreas como en el ejercicio agrícola anterior, sino que incluso podría crecer, principalmente a través de los cultivos de primera. "Se va a plantar toda la soja que se pueda", reconoció el técnico de Fadisol.

En muchos casos los productores apuntaron a realizar cultivos que ofician como puentes verdes, como bien puede ser una avena negra. Foderé aseguró que también "hay muchas chacras de invierno que no se plantaron y que serán a futuro sojas de primera, otras que son rastrojo de maíz e incluso, predios donde se planteó trigo y cebada que se terminaron quemando (con glifosato) porque los cultivos estaban muy feos".

No obstante este asesor agrícola destacó que será un año complejo, no sólo por la caída de precios que hoy vive la soja, sino también por los costos que vienen complicando todas las zafras.

La renta y los insumos como semillas y fertilizantes ya están cubiertos y no se puede achicar costos por ese lado. Entonces "el productor se está dirigiendo a potenciar los rendimientos y bajar costos en lo que es la siembra aplicando mucha tecnología. Esperemos que tengamos una buena zafra", aseguró.

Fuente: El Pais (Uruguay)

Temas en esta nota