Brasil: caída de precios y sequía preocupa a productores

La caída del precio de la soja y la fuerte sequía en gran parte del país generan preocupación a los productores en Brasil.

Por
Nelson Piccoli sostiene que "uno cree que los precios van a mejorar, pero no tanto como esperamos."

Nelson Piccoli sostiene que "uno cree que los precios van a mejorar, pero no tanto como esperamos."

23deOctubrede2014a las17:23

"Los precios de hoy están cercanos a los 16 dólares (por saco de 60 kilos). Eso es un caos, pues no cubre el costo de producción", declaró a Efe Nelson Piccoli, director administrativo y financiero de la Federación de Agricultura y Pecuaria de Mato Grosso (Famato).

Según el representante del gremio agrícola, "valores superiores a 18,1 o 18,5 dólares le permiten un margen de ganancia como para que el productor pueda por lo menos mantenerse". De acuerdo con Piccoli, la caída en el valor del grano está asociado "a la especulación de la probabilidad de una 'súper cosecha' en el mundo entero".

La sequía se hizó sentir sobre Mato Grosso

Un informe del Instituto Matogrossense de Economía Agropecuaria (IMEA) publicado está semana habla de "resiembra" en gran parte del estado. Ademas resaltó que es posible mejorar los resultados con una mejoría en los índices pluviométricos en la última semana de octubre, "cuando históricamente la siembra debería llegar a más del 50 % de avance".

En tanto, otro informe, el del instituto Somar Meteorología indicó que en las dos principales regiones productoras de Mato Grosso (centro y sur) Mato Grosso, el acumulado de lluvias en octubre está en seis milímetros, contra un promedio histórico de 135 milímetros para el mes.

La asociación de productores de soja de dicho estado, Aprosoja, indicó que ese atraso en la producción reducirá el espacio ideal de clima para el desarrollo de los cultivos y postergará así la correspondiente cosecha, lo que pone en riesgo el potencial de producción, en una cadena de consecuencias por la falta de lluvias.

Frente al escenario adverso, piden cautela

Piccoli, ante los datos de producción y previsión del clima, pidió "cautela" a los productores para no caer en "pánico", debido a que por lo menos un 50 % de la producción está garantizada y ofrece condiciones para vender en el "momento oportuno", cuando el precio se estabilice.

El precio interno, que está en unos 20,9 dólares, tiene una valorización del 30 % frente al ofertado en el mercado de futuros y por eso los productores esperan que los consumidores brasileños puedan compensar, en parte, la caída del valor internacional del grano, mayoritariamente exportado.

"El productor estadounidense está en una condición mejor, de tal forma que él puede retener la cosecha, porque el nivel de endeudamiento de él es menor que el del brasileño. Por eso creemos que aquí en Brasil el productor debe comercializar sin titubear cuando crea que el precio lo satisface", concluyó Piccoli.

Fuente: Reuters

Temas en esta nota