Siembra de soja avanzó en Brasil, pero continúa atrasada

La siembra de soja sobre Mato Grosso, principal Estado productor de Brasil, avanzó considerablemente la semana pasada, según informaron desde IMEA

Por
La implantación de la oleaginosa continúa a paso lento si se compara el actual avance contra el mismo periodo de 2013.

La implantación de la oleaginosa continúa a paso lento si se compara el actual avance contra el mismo periodo de 2013.

27deOctubrede2014a las16:28

Las lluvias registradas la semana pasada sobre regiones de Mato Grosso permitieron avanzar con los trabajos de siembra de soja. Dicho avance se vio plasmado en las cifras informadas por el Instituto Mato-Grossense de Economia Agropecuária (IMEA) el pasado viernes, ya que se habría cubierto un 20,1% del área total proyectada, contra un 9,3% informado la anterior semana.

De todos modos, la implantación de la oleaginosa continúa a paso lento si se compara el actual avance contra el mismo periodo de 2013. A esta altura del año, en la campaña anterior, se había cubierto un 50,6% del área proyectada sobre Mato Grosso, el mayor Estado productor de Brasil.

SE SINTIÓ LA FALTA DE LLUVIAS

Sobre algunas regiones de Mato Grosso, la siembra de soja estuvo prácticamente paralizada en la primera quincena de octubre por la falta de lluvias, que recien regresaron, de forma irregular, a comienzos de la semana pasada. Dichas precipitaciones que permitieron a los productores retomar las actividades.

"Se retomaron los trabajos, pero con el 'pie alto en el acelerador'. Las lluvias no fueron para nada regulares. Llovió de forma localizada", dijo el director técnico de la Asociación de Productores de Soja de Mato Grosso (Aprosoja MT), Nery Rivas, luego de recorrer diversas regiones del Estado a lo largo de la semana pasada.

EL AVANCE FUE IMPORTANTE

En terminos de superficie, los productores sembraron 950 mil hectareas en la semana transcurrida entre el 17 y el 23 de octubre. Lo que supera la totalidad de la superficie implantada de la oleaginosa hasta la semana anterior en la actual campaña 2014/15, que comenzó a mediados de septiembre.

Ribas añadió ademas que a medida que la region empieze a recibir lluvias de mayores montos, los productores deberan trabajar duro para ponerse al día. "Van a tener que trabajar entre 18 y 24 horas al día. Ellos se adaptan", estimó comparando con una jornadas de entre 10 y 12 horas de trabajo al día en una situación normal.

Fuente: Reuters

Temas en esta nota