Licencias especiales del trabajador rural

Todo trabajador rural cuenta con licencias especiales respaldadas dentro de diferentes normativas que el Dr. Julio Mirasson, representante de Arizmendi, detalla en profundidad.

Por
Desde el Departamento Técnico Legal Laboral de Arizmendi detallan las licencias especiales del trabajador rural

Desde el Departamento Técnico Legal Laboral de Arizmendi detallan las licencias especiales del trabajador rural

04deNoviembrede2014a las15:36

Las licencias a las que tiene derecho el trabajador rural están previstas en normas de distinto origen. Seguidamente, el Dr. Julio M. Mirasson del Departamento Técnico Legal Laboral de Arizmendi, expone las razones más frecuentes que justifican su otorgamiento y su tratamiento legal. 

La Ley de Contrato de Trabajo

El Art. 50 de la ley 26.727, Régimen de Trabajo Agrario, vigente desde el 06/01/2012, establece que resultan de aplicación a los trabajadores comprendidos en ese régimen, las licencias previstas en el Art. 158 de la ley 20.744 (to. 1976) de Contrato de Trabajo (LCT). Ellas son:

a) Por nacimiento de hijo, dos (2) días corridos;

b) Por matrimonio, diez (10) días corridos;

c) Por fallecimiento del cónyuge o de la persona con la cual estuviere unido en aparente matrimonio, en las condiciones establecidas en la presente ley; de hijos o de padres, tres (3) días corridos;

d) Por fallecimiento de hermano, un (1) día;

e) Para rendir examen en la enseñanza media o universitaria, dos (2) días corridos; por examen, con un máximo de diez (10) días por año calendario.

Dentro de los plazos de licencia antes indicados debe incluirse, al menos, un día hábil, cuando los mismos coincidan con días domingos, feriados o no hábiles.           

La Ley 26.727 - Régimen de Trabajo Agrario

El estatuto profesional ha incorporado desde enero de 2012 las siguientes licencias:

a) Licencia por maternidad de la trabajadora temporaria. La trabajadora que revista bajo esa modalidad contractual gozará de esa licencia, si la misma debiera comenzar durante el tiempo de efectiva prestación de servicios y hubiera notificado de manera fehaciente su situación de embarazo al empleador.

La trabajadora gozará de las asignaciones que le confiere el régimen de asignaciones familiares, percepción de una suma igual a la retribución que corresponda al período de licencia legal. 

Tiene derecho al pago de esa asignación aún cuando el plazo de 90 días corridos previsto en el Art. 177 de la LCT para la licencia por maternidad, aún cuando ese plazo exceda el tiempo de trabajo efectivo correspondiente a las labores para la que fue contratada.

Es importante remarcar lo anterior, ya que, a tales efectos (es decir, para que la trabajadora pueda percibir normalmente la asignación), el empleador deberá continuar declarando a la trabajadora con licencia por maternidad durante todo el período de licencia, aunque la tarea para la que fue convocada hubiera concluido.

b) Licencia parental. Tiene derecho a esta licencia el trabajador permanente de prestación continua. Se trata de una licencia con pago de remuneración a cargo del empleador de 30 días corridos por paternidad, la que podrá ser utilizada por el trabajador de manera ininterrumpida entre los cuarenta y cinco (45) días anteriores a la fecha presunta de parto y los doce (12) meses posteriores al nacimiento.

Licencias previstas en la reglamentación de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario

a) El trabajador permanente, conforme a la Resolución CNTA 63/2006, tiene derecho a una licencia remunerada por enfermedad de familiares sujeta a las siguientes pautas:

- Es de cinco días corridos por acontecimiento de complejidad normal.

- Es de diez días corridos por acontecimiento de alta complejidad.

- El trabajador tendrá derecho a la licencia si el acontecimiento que la motivó dio lugar a la internación de su cónyuge o conviviente o hijos menores de edad a su cargo, que no estuviesen emancipados.

- Si el trabajador debe trasladarse desde su domicilio hasta el lugar de internación gozará de un día adicional de licencia cada 700 kilómetros.

- Debe dar aviso al empleador de su ausencia por el motivo que justifica la licencia a través de los medios de notificación previstos por aquel y presentar un certificado médico que indique nombre y apellido del enfermo y diagnóstico de la enfermedad, teniendo el derecho el empleador a verificar esa situación a través de su facultativo. 

b) Licencia ginecológica. La Res. CNTA 8/2001 establece una licencia para todas las  trabajadoras  encuadradas en el Régimen de Trabajo Agrario, para su asistencia a un centro médico público o privado con el objeto de realizar exámenes mamarios y ginecológicos. La trabajadora debe comunicar al empleador la fecha de su examen con no menos de 48 horas de anticipación y presentar, al reintegrarse a sus tareas, un certificado médico que acredite la realización del examen correspondiente.

c) La Resolución CNTA 91/2010 fija una licencia especial paga de UN (1) día por año calendario a todos los trabajadores, permanentes y no permanentes, para la realización de exámenes urológicos. Dado que la reglamentación alude a las modalidades de contratación anteriores a la ley 26.727, entendemos que actualmente debe entenderse por “permanente” al de prestación continua, en tanto que la noción de “no permanente”, debe incluir a permanentes de prestación discontinua y temporaria.

Desde Arizmendi informan que el trabajador permanente puede hacer uso de la licencia a partir de los NOVENTA (90) días de iniciada la relación laboral; en tanto que el “no permanente”, puede hacerlo no a partir de los TREINTA (30) días de iniciada la relación laboral; hayan o no trabajado de manera continua. El trabajador debe presentar a su empleador la constancia médica que acredite la realización de los estudios dentro de los CINCO (5) días hábiles de realizado el mismo.

Licencias previstas en otras normas

Únicamente referiremos las más usuales:

1. La Ley 23.691, Art. 1º y 2º dispone que cualquier persona en relación de dependencia citada por los tribunales nacionales o provinciales, o bien que deba realizar trámites personales obligatorios ante las autoridades nacionales, provinciales o municipales, siempre y cuando los mismos no pudieran ser efectuados fuera del horario normal de trabajo tendrá derecho a no asistir a sus tareas durante el tiempo necesario para acudir a la citación sin perder el derecho a su remuneración.

2. La Ley 22.990 dispone que todo trabajador que concurra a donar sangre a un banco de sangre, legalmente autorizado por la autoridad de aplicación, tendrá derecho a la justificación de sus inasistencias -- sin pérdida de remuneración (salarios o premios) -- por plazo de 24 horas, incluido el día de la donación. Cuando la donación de sangre sea realizada para hemaféresis, la justificación abarcará 36 horas.

Para que el trabajador se haga acreedor al cobro de sus remuneraciones, el especialista de Arizmendi explica que deberá presentar el certificado médico que le extenderá el banco de sangre en el cual efectuó la donación.

Las disposiciones de los convenios colectivos de trabajo que establezcan licencias especiales por donación de sangre, mantienen su vigencia siempre que los beneficios acordados al trabajador no sean inferiores a los establecidos en los puntos que anteceden.

3. La Ley 24.716 prevé que el nacimiento de un hijo con Síndrome de Down otorgará a la madre trabajadora en relación de dependencia el derecho a seis meses de licencia sin goce de sueldo que se computa desde la fecha de inicio de la licencia por maternidad. La trabajadora debe comunicar fehacientemente el diagnóstico del recién nacido al empleador con certificado médico expedido por autoridad sanitaria oficial, por lo menos con quince días de anticipación al vencimiento de la licencia por maternidad.

Durante ésta licencia especial, la trabajadora percibirá una asignación familiar cuyo monto será igual a la remuneración que ella habría percibido en las mismas condiciones y con los mismos requisitos que corresponden a la asignación por maternidad.

Temas en esta nota