Agricultura de Precisión: estudian nuevas aplicaciones para drones

El INTA Paraná y la empresa D&E están experimentando aplicaciones para una nueva generación de herramientas de tipo aviones no tripulados UAV.

Por
Con el fin de ser utilizados en Agricultura de Precisión, el Ing. Agr. Ricardo Melchiori recibió a Luis Adrover para sobrevolar con un drone un lote de producción de maíz.

Con el fin de ser utilizados en Agricultura de Precisión, el Ing. Agr. Ricardo Melchiori recibió a Luis Adrover para sobrevolar con un drone un lote de producción de maíz.

22deNoviembrede2014a las05:41

El INTA Paraná y la empresa  D&E están experimentando aplicaciones para una nueva generación de herramientas de tipo aviones no tripulados UAV, comúnmente denominados drones. Con el fin de ser utilizados en Agricultura de Precisión, el Ing. Agr. Ricardo Melchiori recibió a Luis Adrover para sobrevolar con un drone un lote de producción de maíz con el fin de mapear y reconocer la distribución espacial de plantas tempranamente como criterio de calidad de la implantación lograda.

Esto, junto a mediciones más tardías, permitiría inferir sobre los rendimientos de los cultivos. Actualmente, se está avanzando en futuros convenios de investigación con Universidades para desarrollar softwares que acompañen un eficiente desarrollo de este tipo de herramientas.

El INTA, junto con empresas del sector tecnológico

El Proyecto de Agricultura de Precisión del INTA durante años ha trabado, de manera conjunta, con empresas del sector tecnológico. Ricardo Melchiori  informó “estamos al comienzo de una experiencia que seguirá durante el desarrollo del cultivo hasta el momento de la cosecha.

En INTA Paraná estamos trabajando sobre lotes del campo experimental hace varios años, contamos con información antecedente que nos permite caracterizas las variaciones de producción y la respuesta esperable en los cultivos".

“Queremos ver, en parte, patrones de distribución espacial de plantas. Si se pueden estar reconociendo tempranamente o no, infiriendo sobre posibles diferencias de rendimiento del cultivo. Esa es la idea de este primer trabajo”.

En cuanto al avión no tripulado, Luis Adrover sostuvo, que con este equipo de última generación “volamos con máxima precisión y muy alta resolución. Se obtuvieron gran cantidad de fotos que en conjunto nos permitirán mapear este lote de producción, reconocer las plantas de manera individual, además de componer la topografía de terrenos, alturas y desniveles, y hasta signos de erosión”.

En una jornada con óptimas condiciones de vuelo, se dio comienzo a trabajos específicos del para el desarrollo de aplicaciones agronómicas para los drones. “Con D&E compartimos una larga experiencia en el desarrollo y uso de sensores remotos con fines de diagnóstico del estado nutricional de cultivos”.

“Con esta nueva herramienta que se dispone, vamos camino a desarrollar aplicaciones para complementar el uso de sensores montados en aplicadores autopropulsados, ya evaluados para montarlo sobre un drone, hacer fotografías y generar prescripciones para manejo variable de nitrógeno”, adelantó el Ing. Agr. Ricardo Melchiori.

Más información:

Ing. Agr. Ricardo Melchiori

Temas en esta nota