El ritmo bajista, ¿se quedará?

A nivel mundial, no se generan buenas noticias. Se agudizan los fundamentos pesimistas para 2015.

Por |
El colapso del valor del petróleo aporta el condimento necesario para alimentar los sentimientos bajistas en el escenario global.

El colapso del valor del petróleo aporta el condimento necesario para alimentar los sentimientos bajistas en el escenario global.

27deDiciembrede2014a las07:40

Desde la mirada analítica, los inversores estarían saliendo de los productos básicos al ritmo más rápido de los últimos seis años. Fundamentan la decisión en que el recorrido de caída de los precios aún no ha terminado.

El colapso del valor del petróleo agudiza y aporta el condimento necesario para alimentar los sentimientos bajistas en el escenario global.

En Estados Unidos ya está comprometido 86 por ciento de soja de lo que preveía el Departamento de Agricultura (USDA) para todo el año comercial, que culmina en agosto. Mientras el USDA estima que el aumento de la producción mundial de la oleaginosa contribuiría a que los inventarios alcancen su nivel histórico más elevado.

A nivel local

Soja

Sigue avanzando la siembra de soja, que refleja un progreso del 81,2 por ciento sobre una superficie proyectada por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires en 20,6 millones de hectáreas. Según la entidad, los mayores progresos en la incorporación de lotes se concentraron en las provincias del norte, puntualmente en las regiones NOA y NEA durante la última semana.

La buena condición que presentan en general los cultivos en pie alientan la expectativa de una producción considerable. Lo cual, sumado a la situación internacional de la oleaginosa, mantiene deprimidos los precios a cosecha. Distinta es la situación en el mercado disponible, donde la necesidad de originar de las fábricas y la retención del productor dan competitividad a los precios, pese a la caída que sufrieron en la semana.

Maíz

Aparecieron negocios por el cereal nuevo, con precios por encima de los que se venían registrando y en línea con la capacidad de pago de la exportación. Anotándose un volumen considerable de contratos sobre un mercado que no mostraba gran actividad.

El martes, la situación se revirtió nuevamente, y la animosidad de la demanda cayó a pique hallando sus motivos en la asignación de cupos de exportación que ya estarían cubiertos. Con un avance de siembra de 65,5 por ciento sobre el área proyectada, todavía queda mucha incertidumbre sobre el tamaño final de cosecha, aunque se estima que la productividad en la zona núcleo estaría por encima del promedio histórico.

Las condiciones climáticas en Sudamérica se siguen considerando favorables para la obtención de altos rindes.

Trigo

Se movió en una semana de fuerte vaivén en materia de precios, recortando las subas arrojadas en los días previos. Sin nuevas novedades respecto a cupos de exportación, el avance de la trilla trae presión de oferta ante un mercado con demanda limitada. A la fecha, se lleva trillado 75,7 por ciento del área implantada.

Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la cosecha llegaría a 11,5 millones de toneladas. Sin embargo, el Ministerio de Agricultura calcula 13,2 millones que, de cumplirse, permitiría un saldo exportable de 6,1 millones de toneladas, propiciando nuevos reclamos de aperturas de ROE. Los mismos podrían justificarse además en la capacidad de pago de la exportación, muy por encima del precio de mercado actual.

* Analista de Mercados y Desarrollo Comercial en fyo

Temas en esta nota

Load More