Se agrava la situación en el norte de Santa Fe

El norte santafecino, especialmente los departamentos de San Cristóbal y Vera (límite con Santiago del Estero y Chaco, respectivamente), está prácticamente bajo agua.

Por
El exceso de lluvias compromete la ganadería y la agricultura. Foto: Hernán Muchut.

El exceso de lluvias compromete la ganadería y la agricultura. Foto: Hernán Muchut.

30deEnerode2015a las08:04

El norte santafecino, especialmente los departamentos de San Cristóbal y Vera (límite con Santiago del Estero y Chaco, respectivamente), está prácticamente bajo agua. En 60 días cayó un promedio de 1100 milímetros y se estiman distintos grados de afectación en unos 4 millones de hectáreas. Pero este cuadro de situación podría empeorar, ya que las lluvias más abundantes se registran en otoño. A eso se suma que, por declive natural, las aguas acumuladas en el sudeste santiagueño (donde también hubo precipitaciones importantes) inexorablemente desembocarán en esa parte de esta provincia.

Los informes elaborados por organismos de climatología coinciden en la probabilidad de lluvias normales a superiores a los registros usuales durante los próximos meses. Esto se debe a la posibilidad de que El Niño pase de la situación neutra en la que se encuentra a una fase cálida, lo que propiciaría nuevos excesos en las lluvias, según un informe elaborado por técnicos de la Estación Experimental del INTA Reconquista y de cooperativas de la región. Los suelos ganaderos y los campos bajos de uso agrícola son las principales áreas perjudicadas.

La ganadería y la agricultura afectadas

Sobre la producción ganadera las mayores consecuencias se prevén para el invierno y el inicio de la primavera. Por ello, los técnicos aconsejan "estimar la disponibilidad de forraje y de potreros y manejar los excedentes de agua. La selección y la clasificación del rodeo para reducir la carga animal resultan necesarias si el establecimiento se encuentra en estado crítico. También requieren especial atención el control de enfermedades y el mantenimiento de las instalaciones".

En cuanto a la agricultura, el cultivo más afectado es el girasol. Las lluvias encontraron el cultivo en la última etapa de desarrollo, limitando la cosecha. La recomendación consiste en cosechar todo lo que el suelo permita, para evitar el aumento de poblaciones de plagas y de malezas que surgirían si se abandonara el cultivo en pie. Más al este santafecino hay unas 3000 hectáreas sembradas con arroz, muy complicadas.

“Es una situación insostenible"

Norberto Niclis, Presidente de la Unión Agrícola de Avellaneda Coop. Ltda., se refirió en una entrevista con fyo al escenario actual en el norte de la provincia de Santa Fe. Piden que se declare la emergencia agropecuaria en algunos departamentos de la región.

Fuente: La Nación

Temas en esta nota