¿Cuánto aumentó la tarifa orientativa de cosecha gruesa?

En los próximos días comenzarán las negociaciones entre productores y contratistas para definir el costo del servicio de recolección de granos gruesos.

Por
Valores orientativos de Facma.

Valores orientativos de Facma.

16deFebrerode2015a las10:19

En los próximos días comenzarán las negociaciones entre productores y contratistas para definir el costo del servicio de recolección de granos gruesos. No será una tarea sencilla.

El costo orientativo de cosecha gruesa 2014/15 aumentó un 21% en el último año al pasar, para un rinde de maíz de 90 qq/ha, de 922.8 a 1118.1 $/ha, según cálculos elaborados por técnicos de la Federación Argentina de Contratistas de Máquinas Agrícolas (Facma).

Una tarifa de 1118.1 $/ha para un rinde de 90 qq/ha con un precio del maíz disponible Rosario de 975 $/tonelada representa un 12.7% de la facturación bruta. En febrero de 2014, con una tarifa orientativa de 922.8 $/ha y un precio del maíz de 1260 $/tonelada, ese porcentaje era del 8.1%.

En el caso de la soja, para un rinde de 44 qq/ha, la tarifa orientativa ahora se encuentra en 991.7 $/ha versus 815.3 $/ha en 2013/14 (los valores no incluyen IVA). Las tarifas comprenden amortizaciones y una utilidad del 16% y 17% en soja y maíz, respectivamente, para el empresario cosechero.

Negociación por el precio

“Cuando en la negociación por el precio de su servicio un contratista rural acepta cobrar un valor que no cubre sus costos y que ha sido impuesto unilateralmente por su cliente, está convalidando un precio que no sabe cómo fue determinado, que no se corresponde con su realidad y que seguramente lo llevara al quebranto”, indicaron las autoridades de Facma en un mensaje enviado a sus asociados. “Generalmente esos valores surgen de revistas o listas que el mismo cliente confecciona o recibe de los grandes grupos de siembra”, añadió.

“Un error habitual del cliente es creer que está haciendo un buen negocio al pagar de menos a contratistas, que por su parte se ven obligados a aceptar porque su situación económica es muy ajustada.

Resignando de esa manera sus ingresos seguramente no será capaz de mantener su equipo en buenas condiciones y hará su trabajo lo más rápido posible para conseguir más hectáreas que le permitan compensar la rentabilidad cedida.

La pregunta es: ¿sabrá ese cliente que la pérdida de su producción por un mal servicio es muy superior a lo que cree pagar de más por un contratista que hace su trabajo profesional y eficientemente?”, consideró Facma.

Temas en esta nota