El campo postergó un paro, pero hará protestas

El próximo jueves realizará una "jornada de esclarecimiento" por los problemas del sector e invitará a partidos políticos, candidatos a presidente y funcionarios.

Por |
Los ruralistas se reunieron ayer en la sede de la Sociedad Rural Argentina. Foto: Ricardo Pristupluk

Los ruralistas se reunieron ayer en la sede de la Sociedad Rural Argentina. Foto: Ricardo Pristupluk

21deFebrerode2015a las08:52

Para no romperse por sus diferencias internas, la Mesa de Enlace postergó ayer la decisión de realizar un cese de comercialización de granos y hacienda. A cambio, pondrá en marcha un plan de lucha que incluirá en lo inmediato, el próximo jueves, una "jornada de esclarecimiento" sobre la problemática de diversas producciones, a la que invitará a la sociedad en general, los partidos políticos, sus candidatos a presidente y funcionarios del Gobierno.

Luego, el 3 de marzo, en el marco de la muestra Expoagro, la agrupación anunciará en qué fechas y bajo qué modalidad continuará su protesta. Algunas fuentes del sector indicaban que ese día, si se llegara a un consenso interno, podría anunciarse el paro de comercialización, que implicaría además, por parte de los tamberos, la suspensión de la entrega de su producción por un día.

Ayer, en el encuentro en la sede de la Sociedad Rural Argentina (SRA), la entidad anfitriona, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y Coninagro tenían la postura de avanzar hacia medidas de fuerza porque las principales actividades, desde el trigo hasta las economías regionales, están en crisis, ya sea por la intervención del Gobierno como por la caída de precios, el atraso cambiario, el impacto de las retenciones y la pérdida de mercados externos.

La Federación Agraria Argentina (FAA), en cambio, se resistía a ponerle fecha a un paro. El jueves había anunciado asambleas propias a partir de pasado mañana.

La conducción de FAA estuvo el 30 de enero pasado con los ministros Jorge Capitanich, Axel Kicillof y Carlos Casamiquela y para ayer mismo tenía una cita en el Ministerio de Agricultura por la crisis lechera, que fue suspendida intempestivamente. Las versiones son que se cayó porque el Gobierno se enteró de que el presidente de FAA, Omar Príncipe, iba a mandar a sus segundas líneas mientras asistía a la reunión de la Mesa de Enlace. Otras fuentes señalan que fue la propia FAA la que solicitó la cancelación porque no tenía certezas sobre anuncios para el sector, y hay quienes sostienen que las bases internas presionaron para no ir.

Pero Príncipe ratificó a sus pares de la Mesa de Enlace que quiere continuar el diálogo con el Gobierno. "Tenemos el mandato de seguir negociando", dijo, según un asistente. "Nosotros no estamos en condiciones de negociar con quien no nos presta atención", fue la respuesta de sus pares.

Ése fue un momento tenso de la reunión, que se prolongó por siete horas por el debate interno, sólo calmado por unos sandwichitos y porque luego llegaron los tamberos al encuentro.

SE DOBLA, PERO NO SE ROMPE

Según relató un ruralista, para que la Mesa de Enlace no se rompiera se acordó el inicio de un plan de lucha con la jornada de esclarecimiento del próximo jueves, dejando la definición de un paro bajo análisis. El punto donde estuvieron de acuerdo todos los referentes de la Mesa de Enlace es en que hay que hacer visible a la sociedad y a los candidatos a presidente las dificultades por la que atraviesan los productores.

"Nos pusimos de acuerdo en el repudio a las políticas del gobierno nacional", expresó a LA NACION Pedro Apaolaza, vicepresidente primero de CRA.

Para la jornada del próximo jueves, que se hará en un hotel céntrico de Buenos Aires por definir, representantes de ocho economías regionales, desde cítricos hasta lana, y los tamberos expondrán cada uno durante 10 a 15 minutos sus problemas. "Se va a invitar a los partidos, candidatos y al ministro de Agricultura", señaló Apaolaza. "Hoy lana, trigo, fruta, leche, vino, no hay nada que esté funcionando", añadió.

Los productores de frutas de Río Negro y vitivinícolas de Mendoza vienen de movilizarse en los últimos días por una crisis de rentabilidad.

Además, en trigo y maíz hay una parálisis en la comercialización por la política de cuotificación del Gobierno a la exportación.

Y a los productores tamberos, que están produciendo a pérdida, las industrias lácteas les acaban de recortar 10 centavos el precio y amenazan con volver a hacer lo mismo..

Del editor: cómo sigue. La Mesa de Enlace privilegió la unidad, pero corre el riesgo de recibir críticas por parte de los productores afectados por la crisis del agro.

Temas en esta nota