Semana atípica por la influencia del paro agropecuario

Si bien las cifras de ambos mercados se mantuvieron dentro de los parámetros habituales, la mayoría de los negocios en esta oportunidad se concretaron en los primeros días de la semana.

Por |
Jueves y Viernes, el mercado de Liniers tuvo abiertas sus puertas pero los productores decidieron no enviar sus remesas.

Jueves y Viernes, el mercado de Liniers tuvo abiertas sus puertas pero los productores decidieron no enviar sus remesas.

14deMarzode2015a las09:26

MERCADO DE LINIERS

Destacado ingreso para una apertura de negocios de la semana.  La medida de fuerza impulsada por la mesa de enlace generó en esta ronda un arribo superior a lo previsto. El consumo liviano y los novillos perdió entre 10 y 20 como consecuencia de la falta de interés de la demanda. En tanto que las vacas y los toros completaron el trabajo con interés y precios sostenidos.

La oferta más significativa del año llegó el día martes, 15.878 vacunos fueron puestos a disposición de una demanda que ejecutó con agilidad sus negocios.  La calidad fue superior si la comparamos con el arranque semanal, esto generó agilidad en las distintas subastas, pero el mercado en líneas generales termino perdiendo 10 ctvos. por kilo.

Se desplomó la oferta en el tercer día de operaciones, con menos de 1.000 animales se efectuaron los negocios. La actividad no sufrió grandes modificaciones, tanto en la tendencia como en los precios corrientes pagados.

Jueves y Viernes, el mercado tuvo abiertas sus puertas pero los productores decidieron no enviar sus remesas. El total para la semanal fue de 22.035 vacunos.

MERCADO DE GANADO ROSARIO

Al igual que en Liniers, como consecuencia del paro agropecuario, organizado por la mesa de enlace, el  lunes fue diferente a otros comienzos de semana, oferta abultada, más de 600 animales y una plaza que se mostró firme para los novillos y la hacienda liviana de consumo, en tanto que  vacas y toros lo hicieron dentro de un clima sostenido.

Con el paro de las entidades del campo en plena vigencia, el miércoles la plaza Rosarina recibió una oferta superior a las 400 cabezas. El grueso de lo encerrado fue recibido de una zona muy complica por las inundaciones. Los conjuntos a los que la calidad no acompañaba se vendieron de manera tranquila, en tanto que los lotes livianos de buena conformación operaron con firmeza.

El final del ciclo comercial de esta semana contó con un arribo de 176 animales. El grueso de lo embretado fueron lotes bien terminados, pero ante la ausencia de compradores, los que el último miércoles completaron sus compromisos inmediatos de faena, la plaza finalizo con un clima tranquilo y precios que retrocedieron con respecto a las jornadas precedentes. El total acumulado en la semana fue de 1.220 vacunos.

Temas en esta nota