Macri dijo que el cepo se termina el 11 de diciembre y reavivó el debate

El líder del PRO habló horas antes de una cena de campaña con empresarios y financistas en La Rural.

Por
Macri dijo que van a sobrar dólares en el país por su triunfo

Macri dijo que van a sobrar dólares en el país por su triunfo

18deMarzode2015a las08:28

Entusiasmado por el acuerdo electoral con la UCR y los números de las encuestas que lo muestran a la cabeza de las preferencias, Mauricio Macri salió ayer a mostrarse como un eventual ganador de las elecciones de octubre con una promesa gastada pero ruidosa. Dijo que si es elegido primer mandatario "a partir del 11 de diciembre no hay más cepo cambiario" a la compraventa de dólares.

"Van a sobrar dólares en la Argentina a partir de diciembre. Yo dejo flotar el tipo de cambio, pero lo vamos a tener que sostener porque van a venir tantos recursos que la moneda va a tender a apreciarse", dijo el líder del PRO en declaraciones a Radio Mitre sobre la medida que lleva más de tres años y ha generado profundas distorsiones en la economía.

Fue su primer anuncio tras la alianza sellada el fin de semana con el radicalismo y lo hizo horas antes de ser agasajado en La Rural por unos 2.500 empresarios y financistas, que pagaron $ 50.000 la entrada para asistir a la primera cena de recaudación de campaña. Pero no fue original. En octubre pasado, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, había prometido que levantaría el cepo de forma más gradual, "en 100 días, a partir del 10 de diciembre", algo que le valió las críticas de distintos economistas, entre ellos el macrista Carlos Melconian por considerar que "no se puede poner plazos al cepo, dado que la medida se caerá sola con un programa económico creíble".

Más allá de lo que piensan en su equipo económico, ahora fue Macri el que salió a dar un golpe de efecto, al saberse en una posición ventajosa de cara a las presidenciables. La decisión de la Convención Nacional de la UCR de ir juntos a las PASO de agosto lo potenció como la opción que mejor representa al cambio para el electorado antikirchnerista. Y el resto de los postulantes salieron a cuestionarlo. Incluido Massa, que apuntó a la nueva alianza. "Si, claramente se puede levantar el cepo", dijo el tigrense en diálogo con La Red. Pero se diferenció al remarcar que "en un sector político están los que inventaron corralitos y el corralón y en nuestro espacio están los que hicieron posible levantarlos".

También Daniel Scioli salió al cruce de Macri. "Dice a cada sector lo que quiere escuchar", afirmó. "Yo represento la previsibilidad, la coherencia y la confianza", remarcó.

El jefe de Gobierno buscó además diferenciarse del oficialismo con otras medidas de impacto. Dijo, por caso, que intentará cerrar el enfrentamiento con los bonistas que no entraron al canje de deuda, liderados por fondos buitre. "Vamos a estar al día, no deber nada a nadie, no ser moroso" y reafirmó: "No creo que eso sea de izquierda o de derecha. A (Michelle) Bachelet no se le ocurriría decir que no va a pagar algo", aseguró.

En cambio, Macri evitó dar precisiones sobre el futuro del sistema jubilatorio y la administración de Aerolíneas Argentinas, sabiendo que en estos temas mantiene diferencias ideológicas con la UCR. "Puede ser concesión o gestionarlo en forma propia". dijo aunque subrayó: "El Estado tiene que estar presente porque a las concesiones hay que controlarlas".

Por las dudas, ante las críticas remarcó que no quiere "volver a los ‘90 ni a los 2000".

Temas en esta nota