Pronóstico de lluvias no amenazarían la cosecha

A pesar de que los pronósticos indican que podrían registrarse algunas lluvias, éstas no serían abundantes y por lo tanto las labores de recolección de los cultivos no se verían interrumpidas en el centro del área agrícola. Por otro lado, aún continúa dominando la seca en el sur de la provincia de Buenos Aires.

Por |
02deAbrilde2015a las16:12

La región central del país, que desde hace algún tiempo ha sido víctima de abundantes episodios pluviales y los consecuentes excesos hídricos, tendría un respiro y los suelos podrían continuar drenando la humedad. Los pronósticos indican que lo que queda de la semana y el fin de semana podrían presentarse algunas condiciones de inestabilidad signadas por precipitaciones de variada intensidad pero sus milimetrajes serían escasos y dispersos.

No obstante, distinta es la situación que puede observarse en el sur de la provincia de Buenos Aires, donde los productores quedan a la espera de acumulados de agua significativos que reviertan el déficit hídrico que sigue caracterizando a la región.

Por otro lado, el territorio brasilero espera que los vientos provenientes del sector norte eleven las marcas térmicas por encima de lo normal y posteriormente se registren abundantes precipitaciones en forma de tormentas severas que causarán un marcado descenso térmico tocando valores mínimos por debajo de lo normal para la época.

Impacto en los precios

Los últimos días las condiciones climáticas registradas sobre el territorio nacional han sido beneficiosas y perjudiciales al mismo tiempo. Por un lado, la región central prácticamente no ha presentado episodios pluviales, lo que ha permitido que los suelos continúen drenando y las cosechadoras sigan su marcha. Tal es así, que en su informe semanal, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires aumentó la proyección de producción de soja y maíz.

Sin embargo, esta escasez de agua también impacta en el sur de la región pampeana donde el déficit hídrico es el denominador común.

Los pronósticos indican que se alternarían algunas precipitaciones con días soleados y de temperaturas  algo elevadas para la época, lo cual otorgaría un escenario favorable para el avance de las cosechadoras y presionaría las cotizaciones de los cultivos.

Sobre el territorio brasilero, las condiciones climáticas continúan siendo favorables y las estimaciones de producción récord continúan siendo un hecho. Este escenario en conjunto con los pronósticos que indican que continuaría el clima favorable, impacta en los precios de los cultivos presionándolos.

Temas en esta nota