Entre los precios y la pared

Luego del informe del USDA, las cotizaciones de trigo, soja y maíz cayeron ayer en Chicago. En Argentina, en plena cosecha de los cultivos gruesos, los precios siguen sin encontrar piso.

Por |
Se espera una campaña difícil.

Se espera una campaña difícil.

10deAbrilde2015a las07:42

Tras la publicación del informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), los futuros de los tres principales productos continuaron su tendencia bajista en la jornada de ayer.

Soja.

En este nuevo informe el Departamento aumentó la estimación global de producción de soja que alcanzaría los 532,8 millones de toneladas, un récord histórico. Para Brasil mantiene la proyección récord de 94,5 millones de toneladas desestimando las expectativas que sugerían una disminución del guarismo. En lo que respecta a los stocks finales 14/15, a pesar de que se esperaba que se mantuvieran constantes, se incrementaron levemente.

En cuanto a la oleaginosa en el país del hemisferio norte, los inventarios se redujeron a 10,1 millones de toneladas dentro de lo que operadores esperaban en la previa del informe. Esto se debió a que la demanda para uso semillero aumentó en una mayor cuantía que la oferta.

Para nuestro país, el organismo apostó fuerte a las estimaciones de producción acusando 57 millones de toneladas, un millón con respecto al informe anterior, aunque menos de lo esperado por el mercado.

Maíz.

En este nuevo reporte se elevaron los stocks globales más de lo esperado alcanzado las 188,5 millones de toneladas como consecuencia de una mayor producción esperada 
de Serbia, México y Argentina.

Mientras, en Estados Unidos, los inventarios del cereal se aumentaron menos de lo esperado, quedando en 46,4 millones. La suba se debe a la estimación de una menor demanda para uso forrajero.

El USDA elevó la proyección de producción del forrajero en nuestro país dejándola en 24 millones de toneladas, como consecuencia de los buenos rendimientos que se evidenciaron en los cultivos plantados tempranamente.

Trigo.

En este informe se recortaron levemente los stocks debido a la espera de una menor importación y un mayor uso doméstico del cereal, aunque en la previa del informe se esperaba que se mantengan constantes.

A nivel mundial se rebajaron levemente los inventarios finales, como consecuencia de un incremento de la demanda del cereal por parte de la Unión Europea. La oferta mundial también se estima que sea mayor debido a una mayor producción de Paquistán y de la Unión Europea.

Se espera una campaña difícil

En resumidas cuentas, la balanza se sopesa entre tres factores primordiales: el precio internacional de los granos, sumado a complicaciones para la libre fluidez del mercado de exportación (ROE) y la fuerte presión impositiva del sector, que llevarán a gran parte de los productores de la geografía nacional a cerrar en rojo sus presupuestos. Se espera una campaña difícil.

Para quienes las distancias geográficas hacen del costo del flete un tema preponderante, hay que sumar el hecho de que las buenas condiciones para la cosecha de granos gruesos, maíz y soja produjeron una falta de camiones para la logística como es habitual en plena recolección.

Mientras el dólar después de mucho tiempo comienza a mostrar signos de debilidad, tras idas y vueltas de la FED por la suba de las tasas, y como único factor de optimismo al momento, la expectativa es que el mercado de Chicago se mantenga presionado en las próximas semanas, al menos para las posiciones más cortas.

Expectantes estamos hasta la llegada de un mayo que pueda renovar el aire poco alentador que llegó con el arranque de abril. Podrá haber jornadas de volatilidad con oportunidades, pero la holgada oferta dará curso natural a las cotizaciones, lamentablemente a la baja en la referencia internacional.

La situación es de desazón para el productor argentino, que en plena cosecha se encuentra con los posibles niveles de precio más bajos para la campaña. Esta condición le impide tomar las decisiones de venta relajadas tras el apremio de valores ajustados. El contexto invita a afilar los lápices más que nunca y estar atento a propuestas de negocios diferenciales que nos permita al menos mantener la salud financiera.

Temas en esta nota

Cargando...