En Mendoza se impuso el radical Cornejo con una victoria contundente

El candidato de la UCR, con apoyo de Pro y el massismo, obtuvo el 50,8% de los votos; el FPV logró el 34,5% de los sufragios.

Por
Alfredo Cornejo y Laura Montero, ayer, en el festejo de Mendoza, junto con Sanz y Morales.

Alfredo Cornejo y Laura Montero, ayer, en el festejo de Mendoza, junto con Sanz y Morales.

20deAbrilde2015a las08:33

Después de una noche marcada por la lentitud en el recuento de los votos, la oposición liderada por el radicalismo se encaminaba ayer a quedarse aquí con el primer triunfo electoral del año.

Al cierre de esta edición, con el 32,8% de los votos escrutados, el precandiato a gobernador del Frente Cambia Mendoza, una alianza entre la UCR, Pro y el Frente Renovador, el radical Alfredo Cornejo, se imponía en las PASO con el 50,8% .

El Frente para la Victoria, que compitió dividido, conseguía 34,5%, sumando las tres listas en juego. Dentro del FPV, con 18%, se imponía el senador Adolfo Bermejo, candidato del gobernador local, el kirchnerista Francisco "Paco" Pérez y apoyado a nivel nacional por Daniel Scioli.

Detrás quedaban el diputado ultrakirchnerista Guillermo Carmona, con 10,8%, y el ex ministro de Salud local y ex amigo de Pérez Matías Roby, con 4,9%. Las elecciones generales serán el 21 de junio.

En tanto, la candidata del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), Noelia Barbeito, lograba 7,3%, caudal suficiente para competir en las elecciones generales (el piso es aquí de 3%), pero quedaba lejos del 14% que el frente había cosechado en las legislativas de 2013. Anoche, Barbeito pidió el apoyo de los votantes de Carmona y Roby.

Fuera de competencia quedaban Alberto Aguinaga, del Partido Federal (1,25%); Marcia Marianetti, del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST), que conseguía apenas 0,82%, y Luis Galotti, del Frente Es Posible (0,58%).

Cornejo llegó al búnker de Cambia Mendoza, en el hotel Aconcagua, apenas pasadas las 22. Acompañado por su compañera de fórmula, la cobista Laura Montero, agradeció el "voto mayoritario" de los mendocinos y habló de una victoria "contundente". Afirmó que la diferencia con la suma de los candidatos del FPV era de "alrededor de 7 puntos" y con Bermejo, de 21.

Evitó mencionar a Macri o Massa y sólo aludió a ellos ante una pregunta. "Ésta es una elección puramente provincial. Las lecturas nacionales son esperables, pero queríamos tener esta foto sin interferencias de candidaturas presidenciales", respondió, frontal. Se cuidó con una excepción. "Agradezco a Ernesto Sanz, que es mi candidato a presidente", le dedicó.

Por otra parte, Cornejo le pidió al gobernador Pérez "que acepte con hidalguía que Mendoza eligió el cambio" y, como si ya fuera gobernador electo, lo convocó a encarar la transición "cuanto antes".

Montero sí agradeció a "todos los partidos" que integran Cambia Mendoza (además de Pro y FR, el Partido Demócrata, el socialismo, la Coalición Cívica-ARI y Libres del Sur) y a los radicales de todo el país que llegaron ayer para festejar el triunfo.

Sanz, en tanto, jugó con la idea de las PASO, las primeras a nivel provincial de Mendoza, como "una gran encuesta". "Las encuestas más fiables son las que se realizan en urnas con votos reales, como la de hoy. No tienen margen de error, muestran la realidad tal como es", celebró.

El oficialismo tomó y difundió la suma de los votos de los tres precandidatos como el número para tener en cuenta en la comparación con el frente de Cornejo.

Bermejo habló al filo de la medianoche. "Estamos felices con el resultado del frente en su conjunto. El 21 de junio vamos a tener un gobernador peronista", aseguró. A la provincia no viajó ningún dirigente nacional. Más allá de la lectura del FPV, todos en el búnker opositor celebraron la cosecha de Cornejo como un resultado "contundente", sobre todo a partir del cálculo de que no todo el voto kirchnerista irá a parar a Bermejo. Creen que buena parte de los votantes de Roby se inclinarán por el radical en las generales de junio. "Lo nuestro es un piso, lo del Frente para la Victoria es un techo. Las perspectivas son muy buenas para las elecciones generales", evaluó Julio Cobos ante LA NACIÓN.

Aunque la campaña mendocina se nacionalizó con fuerza en el último tramo, ayer no hubo funcionarios nacionales ni candidatos presidenciales en la provincia. Por pedido de los radicales, Macri y Sergio Massa finalmente no se sumaron a los festejos (ver aparte).

Pese a la clara ventaja de Cornejo, el kirchnerismo tenía anoche un motivo para festejar. Recortó sustancialmente la distancia con la UCR respecto de la última elección. En las legislativas de 2013, con Cobos candidato, el radicalismo le había ganado al FPV por 20 puntos.

Las demoras en el escrutinio se concentraron en Guaymallén, el departamento más poblado de la provincia, y en Luján, donde compitieron 48 y 50 listas, entre oficiales y colectoras, respectivamente. También hubo demoras para habilitar las urnas por la falta de autoridades de mesa. Además de gobernador y de vice se eligieron candidatos a diputados y senadores provinciales en todos los departamentos, e intendente y concejales en 15. Esta ciudad, San Carlos y Godoy Cruz desdoblaron las PASO municipales.

Temas en esta nota