Precio de la soja en el mercado local seguirá debilitado

Aseguran que recién cuando las urgencias logísticas y financieras se tranquilicen, a partir de junio, se vería una mayor retención y por lo tanto precios más firmes.

Por |
También para mediados de junio habrá seguramente mayor volatilidad por el mercado climático norteamericano, impactando en Chicago.

También para mediados de junio habrá seguramente mayor volatilidad por el mercado climático norteamericano, impactando en Chicago.

20deAbrilde2015a las12:15

Los elementos a los que se les prestan atención en el mercado de granos están rotando. Mientras la gran cosecha norteamericana ya es cosa del pasado, la entrada de los granos sudamericanos está perdiendo foco, y se les presta más atención a las perspectivas en el hemisferio norte.

Así las cosas, el clima norteamericano está tironeando los valores. Las lluvias de la semana pasada sobre las planicies trigueras y la región sur y este de los Grandes Lagos estuvieron en la picota. Esta humedad es positiva para el desarrollo del trigo, razón por la cual sus precios bajaron a mínimos de contrato, mientras demoran el arranque de la siembra de maíz.

Si bien es muy temprano y todavía hay tiempo para recuperar el ritmo, ya hay quienes piensan que esta situación podría terminar llevando mayor área a soja en detrimento de maíz. Por ello el clima húmedo en dichas zonas es visto como algo positivo para los precios de maíz, y negativo para trigo y soja. 

Algo que ayudó a los commodities en general la semana pasada fue que el dólar cedió algo de terreno, y el petróleo subió, generando un contexto más favorable.

Exportaciones argentinas cobran ritmo

Mientras tanto las exportaciones argentinas empiezan a ganar ritmo. Los Roe Verde otorgados de aceite y harina de soja están mostrando mayor actividad exportadora. Sin embargo, las ventas al exterior de EE.UU. fueron muy buenas tanto en soja como en maíz.

Esto pone sobre el tapete que el mercado está interesado en hacerse de mercadería en niveles de precios bajos como los que hubo en el arranque de la semana pasada. De hecho, esos niveles de precio son los que permitieron un rebote por compras técnicas y de oportunidad en la segunda parte. 

La trilla de maíz y soja en la Argentina sigue avanzando, aunque las lluvias en las últimas jornadas generaron una pausa. Esta pausa no implicaría mayores inconvenientes, por lo que la firmeza que en algún momento esto trasladó al mercado internacional debería ser vista como oportunidad de venta. 

En tanto, los productores entregaron a exportadores e industrias más de 13 millones de toneladas al 8 de abril, y vienen a un ritmo de 1,2 millón de toneladas semanales. El grueso de estos negocios son a fijar precio. Ello nos habla de que el principal elemento que lleva a entregas de mercadería es el logístico. Los valores no resultan interesantes para el productor, que va pateando sus compromisos financieros con la ilusión de lograr capturar alguna suba más adelante.

Precio de la soja argentina seguirá debilitado

Sin embargo, es importante tener presente que tanto los exportadores como los industriales pueden usar esa mercadería, molerla o embarcarla tal como está, y utilizar los mercados de futuros para neutralizar el riesgo de que al haber vendido mercadería sin tener fijado el valor de compra, en un potencial rebote, pierdan dinero.

Es por ello que mientras avance la entrega de granos, el precio de la soja en la Argentina seguirá debilitado. Recién cuando las urgencias logísticas y financieras se tranquilicen, a partir de junio, se verá mayor retención y por lo tanto precios más firmes. 

También para esa fecha habrá seguramente mayor volatilidad por el mercado climático norteamericano: entre junio y agosto el maíz y la soja de EE.UU. pasan por la floración, y en esa etapa son muy sensibles a las condiciones climáticas. Los precios que hoy se observan en los mercados a futuro responden a un escenario de rendimientos tendenciales, esto es, con un crecimiento interesante.

En cambio, si el rinde fuera el promedio de los últimos cinco años, la oferta sería muy inferior a los niveles actuales, y ello podría terminar apuntalando los precios. Sin embargo, es imposible sustentar alzas en este momento.

Posible nuevo cupo de trigo y maíz

En cuanto al maíz y al trigo hay comentarios de que podrían abrirse nuevos Roe Verde en breve. Se habla de tonelajes menores, pero que de todas formas podrían dar algo de sustento a los precios. En anticipación a esa jugada el maíz se acercó a la paridad de exportación.

Es por ello que resulta buen momento para vender maíz y cubrirlo con una condición a fijar por soja, o bien por el mercado de maíz en Chicago. Otra alternativa es vender y comprar CALL largo esperando obtener ganancias en caso de subas posteriores. Lo que es claro es que resulta imperioso salirse del "riesgo argentino": esto es entregar el maíz y posicionarse en algo que no sufra los vaivenes de la política local

Mientras tanto hay que ir definiendo la intención de siembra de trigo, pero todo está muy verde. 2014/15 cierra con buenos rendimientos en kilos por hectárea, pero en malos resultados medidos en dinero. Esto no deja ni resto ni financiamiento para encarar el nuevo ciclo. En este sentido sembrar trigo pensando en una decisión política, en el marco de una experiencia muy mala del año pasado, no parece una buena idea.

(*) Profesor e investigador del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral.

Temas en esta nota