Incendio en Dreyfus: "Fue un hecho vandálico"

Luis Zubizarreta, director de relaciones Institucionales de Dreyfus, señaló: "por suerte no hay ninguna víctima, sólo daños materiales, que de todos modos son importantes".

Por
Hubo graves daños en la cerealera Dreyfus.

Hubo graves daños en la cerealera Dreyfus.

29deAbrilde2015a las10:58

Desde la aceitera calificaron lo sucedido como un "hecho vandálico" y aclararon que los tiempos de espera son los habituales en épocas de cosechas. Fue tras el incendio intencional desatado ayer en la planta de Dreyfus por parte de transportistas enojados por demoras en la descarga de granos.

"Por suerte no hay ninguna víctima, sólo daños materiales, que de todos modos son importantes", señaló Luis Zubizarreta, director de relaciones Institucionales de Dreyfus. Señaló a La Capital que lo que sucedió anoche en la planta de General Lagos "fue un hecho vandálico que no entendemos muy bien los motivos".

Zubizarreta explicó que en esta época del año hay por la cosecha un flujo de camiones importante, "pero no había ninguna situación extraordinaria ni de emergencia, estaban descargando los camiones normalmente y había una cantidad de camiones razonable para esta época del año".

Para director institucional de Dreyfus "no hubo ningún detonante que hayamos percibido que pudiera justificar alguna situación como esta". "Lo que pasó es algo que tenemos que investigar a fondo, con todos los elementos que podamos tener en la planta y haremos la denuncia correspondiente, pero no tenemos en claro cuál fue el detonante de esta situación", agregó Zubizarreta.

Comunicado de la aceitera

Mediante un comunicado, la aceitera explicó que "los atacantes incendiaron los edificios de portería, enfermería y calada —estructura edilicia y equipos para muestreo de calidad de los granos a descargarse de los camiones— así como 12 automóviles, dañando varios más".

Cerca de las 18 de ayer comenzaron los incidentes, que se originaron en el caladero. Allí personal de la planta saca una muestra de granos de cada camión para analizarlo. De ese análisis depende el precio de la carga. La discusión que se produjo en la planta de calado encendió la mecha. Y de la discusión se pasó a algo mucho peor. Los disturbios se ramificaron rápidamente. Y en pocos minutos el caladero, que es un galpón de grandes dimensiones, fue tomado por las llamas.

Respecto del personal de la empresa afirman que "se ha puesto a disposición de las autoridades para colaborar en la investigación de los hechos ocurridos a fin que se pueda someter a la justicia a los responsables de este lamentable incidente". Destacan además el accionar de los empleados así como de las autoridades, fuerzas de seguridad nacionales y provinciales y particularmente de los bomberos ante el siniestro.

Fuente: La Nación, La Capital

Temas en esta nota

Seguí leyendo