Yeso Agrícola Granular: una solución rentable para lotes post-anegados

Aplicando 200 kg/ha de Yeso Agrícola Pelletizado Granular (YAG) con las sembradoras convencionales disponible por el productor, se logran resultados inmediatos para la campaña ya en marcha.

Por
La aplicación de YAG no sólo es recomendable por su característica de enmienda, sino también por la capacidad de fertilizar con azufre fácilmente disponible.

La aplicación de YAG no sólo es recomendable por su característica de enmienda, sino también por la capacidad de fertilizar con azufre fácilmente disponible.

06deMayode2015a las10:13

Entre las bondades de esta técnica, podemos mejorar considerablemente en la línea de siembra, el descompactado de los primeros centímetros de suelo, aportando sulfatos como nutrientes, ya lavados por el anegamiento como así también con el aporte de Calcio (Ca) favoreciendo al agregado del suelo y con ello  facilitar la absorción del resto de elementos necesarios para el enraizamiento inmediato y la rápida implantación del cultivo tanto de grano fino como de pasturas.

Con ésta técnica, además se logran mejorar las condiciones de porosidad; estructura física del suelo e ir estabilizando los niveles de fertilidad del mismo; permitiendo de esta manera el ahorro en costos y tiempos con respecto a las aplicaciones del yeso en otras formulaciones; como el polvo con sus consabidas pérdidas de eficiencia por viento; o el uso de la piedra al voleo por los tiempos de solubilidad en el suelo, que no permiten al cultivo utilizar toda la concentración necesaria del nutriente en tiempo y forma, haciendo de éstas aplicaciones más ineficaz el uso del mismo fertilizante en cuestión.

Por otra parte no sólo el anegamiento por exceso de precipitaciones y acumulación de agua son salvados con ésta práctica, sino que también donde hubo escurrimiento por pendiente, y el horizonte fértil fue arrastrado por acción de la energía del agua, donde más aún los valores de materia orgánica y fertilidad se vieron alterados por arrastre y deposición de otros más gruesos como arenas.

Por lo tanto la recomendación final es la aplicación de YAG no sólo por su característica de enmienda sino la de fertilizar con azufre fácilmente disponible que permite estabilizar la materia orgánica perdida del suelo y devolver al mismo la fertilidad potencial, para que el cultivo logrado no pierda la rentabilidad buscada desde el mismo momento de la siembra, siendo las dosis recomendadas en valores de 150-200 kgs/ha de yeso agrícola pelletizado granular.

A su vez de ésta manera no sólo damos respuesta a la necesidad de hoy técnicamente hablando, sino que estaríamos también en la reposición nutricional más que necesaria debido a los buenos rendimientos de los cultivo de verano que seguramente tendrán una acción extractiva y esquilmante del suelo.

Con el aval de profesionales

Esta práctica fue consultada y analizada con profesionales destacados del medio como lo es el Ingeniero Agrónomo especialista en suelos Sebastián Gambaudo, disertante de la 6° Jornada Nacional de Forrajes Conservados el día 22 de abril pasado, en INTA Manfredi; como así también discutido con el Ingeniero Agrónomo Miguel Taboada de INTA Castelar en el taller realizado por la Sociedad Rural de Jesús María el día 28 de abril.

Con ellos coincidimos en esta alternativa para salir con los lotes post-anegamiento a producción rentable lo antes posible, a sabiendas de la inminente siembra sobretodo de trigo o como doble cultivo trigo-soja.

Más información en el sitio web de Recuperar SRL.

Temas en esta nota