Cayeron un 39% las exportaciones argentinas de sembradoras

Esta baja se registra si se compara el período enero-abril de este año versus el del 2014. La buena noticia es que la mitad de las colocaciones se destinaron a mercados no tradicionales.

Por
Se declararon exportaciones argentinas de 72 sembradoras nuevas versus 110 equipos en el mismo período de 2014.

Se declararon exportaciones argentinas de 72 sembradoras nuevas versus 110 equipos en el mismo período de 2014.

11deMayode2015a las12:00

En el primer cuatrimestre de 2015 se declararon exportaciones argentinas de 72 sembradoras nuevas por 4,27 millones de dólares versus 110 equipos por 7,02 millones de dólares en el mismo período de 2014 (-39.2%)

Los principales destinos de exportación en el primer cuatrimestre de este año fueron:

  • Uruguay con el 27.0% de las ventas totales declaradas (1,15 millones de dólares)
  • Bolivia (22.4%)
  • Rusia (12.4%)
  • Sudáfrica (9.8%)
  • China (6.4%)

Una buena noticia

A pesar de la mala racha presente en el sector, la mitad de las ventas externas se originaron por envíos a mercados no tradicionales: además de Rusia, Sudáfrica y China, se registraron colocaciones en Australia, Dinamarca, Italia, Kazajstán, Moldova, Rumania, Ucrania y México.

La mayor parte de las ventas registradas en el período corresponde a:

  • SúperWalter con el 15.8% del total declarado en el período (674.907 dólares)
  • Apache (15.6%)
  • Gherardi (12.8%)
  • Fabimag (9.6%)
  • Bertini (4.6%)
  • Pla (4.2%)
  • Fercam (4.0%)

Algunos de los últimos modelos declarados son Tedeschi 14 surcos a 52 centímetros por 39.605 dólares; Doble TT Neozaf 8022 (sembradora de caña de azúcar) por 77.031 dólares; Abati BDS 7000 por 49.980 dólares; Apache 54.000 por 128.690 dólares; Dumaire 910 por 66.615 dólares; y Super Walter W650 de 10 surcos autotrailer por 53.200 dólares; entre otras.

El retraso cambiario, que era un problema el año pasado, ahora pasó a ser directamente una barrera para muchos exportadores, dado que la cantidad de pesos recibidos por cada dólar exportado es insuficiente para afrontar la creciente inflación interna de costos.

Y la caída del precio internacional de los commodities, además de restar poder de compra a la demanda final de maquinaria agrícola, promovió devaluaciones importantes en muchas naciones (lo que encarece los bienes importados medidos en moneda local).

Fuente: Valor Soja.

Temas en esta nota