Paro general en el complejo oleaginoso del cordón industrial

La CGT San Lorenzo resolvió ir a un paro general desde el 1 de Junio. No ingresarán camiones ni trenes con granos y no se permitirá la carga en buques. La solución: pagar casi $15,000 en sueldos.

Por
Estos conflictos representan un golpe en pleno auge de la temporada.

Estos conflictos representan un golpe en pleno auge de la temporada.

22deMayode2015a las16:15

La CGT San Lorenzo, que representa a estibadores, recibidores de granos y varios otros gremios,  resolvió iniciar un paro general dentro del complejo agroexportador de San Lorenzo, Puerto San Martín y Timbúes, desde la hora cero del 1° de junio próximo.

La decisión obedece a la negativa del sector empresarial de abonar un sueldo mínimo de casi $15.000 pesos para el denominado Sueldo Mínimo Regional (ex COPA), que abarca a todos los asalariados que prestan servicios laborales en el complejo oleaginoso local, independientemente de su afiliación sindical y convenio colectivo de trabajo.

El plenario determinó que la única manera de evitar esta huelga es que la cámara de empresarios decida pagar el haber reclamado, que para los sindicalistas es lo mínimo aceptable para cubrir la canasta básica alimentaria para una familia tipo. De esta manera, rechazaron la propuesta de 24 por ciento de incremento reconocida por la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara), propuesta muy lejana a los 42 por ciento exigidos por el confederal regional.

Secretario General CGT San Lorenzo

"No vamos a permitir el ingreso de camiones, no van a entrar ferrocarril con granos a las terminales portuarias y tampoco van a entrar ni salir buques", dijo Edgardo Quiroga, secretario general de la sede de San Lorenzo de la CGT.

En este orden, la CGT San Lorenzo convocó al resto de las organizaciones obreras de la región a adherir y solidarizarse con esta próxima medida de fuerza, y en especial hicieron mención al Sindicato de Obreros y Empelados Aceiteros (SOEA) del departamento San Lorenzo, que expone una posición distante tanto con la central obrera local como con la Federación Aceitera en sus negociaciones por la paritaria 2015.

Estos conflictos representan un golpe en pleno auge de la temporada, ya que los agricultores argentinos están terminando la recolección de una cosecha récord de soja que llegaría a 60 millones de toneladas.

Fuente: Sl24, Reuters 

Temas en esta nota

Cargando...