Sin acuerdo: se extienden los bloqueos en el Gran Rosario

La negociación salarial se tensó por los piquetes que impulsó la Federación de Trabajadores Aceiteros en 15 plantas del complejo oleaginoso.

Por
Uno de los piquetes armados ayer frente a una de las plantas aceiteras en San Lorenzo. Foto: Marcelo Manera

Uno de los piquetes armados ayer frente a una de las plantas aceiteras en San Lorenzo. Foto: Marcelo Manera

27deMayode2015a las08:16

Tras un nuevo fracaso en las negociaciones, el conflicto en las plantas cerealeras se tensó aun más, luego de que la Federación Aceitera volviera a bloquear 15 plantas en el norte de Rosario, en fábricas que no estaban adheridas al paro, que ya lleva 22 días.

La cadena productiva del sector agroindustrial está inmovilizada, no sólo porque los camiones no descargan granos en las terminales -para esta época ingresan unos 7000 camiones por día- sino también porque en la Bolsa de Comercio de Rosario ya casi no hay operaciones en el mercado.

Según cálculos de esa entidad, la semana pasada se vendió un promedio de 147.000 toneladas de soja por día, cuando para esta época, que es la de mayor demanda, se expenden a razón de 365.000 toneladas diarias. No obstante, hasta el momento el conflicto sindical no generó faltantes significativos de aceite en las góndolas.

Alteró las negociaciones

La decisión de retomar los piquetes alteró las negociaciones que se iban a retomar ayer al mediodía, luego de que el viernes hubiera un acercamiento entre la Federación Aceitera y las cámaras patronales sobre un incremento del salario básico a 14.300 pesos.

Los representantes de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) desistieron de volver a la mesa de negociación mientras continúen los bloqueos a las terminales. Hoy está previsto un nuevo encuentro en el Ministerio de Trabajo de la Nación.

La Federación hace responsable del fracaso de las negociaciones al Gobierno, que -según afirman- se niega a homologar el aumento, porque está por encima de la pauta oficial del 27%, como acordaron la semana pasada los gremios oficialistas"Lo que hacen es tirar la pelota para adelante", señaló Adrián Dávalos, secretario de la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, en diálogo con este diario. "Está claro que el ministerio no quiere un acuerdo por arriba del 27%", agregó.

"Hemos tratado de ser creativos de manera de firmar un 27%, pero, al mismo tiempo, llegar a los $ 14.000 para las categorías más bajas", sostuvo Dávalos. "Luego de tantos días de protesta, las pérdidas son millonarias; ese dinero hubiera servido para pagar los aumentos de este año y del próximo", aseguró. "De las tres partes hay dos que ya están de acuerdo, que son las más difíciles: las patronales y los trabajadores. Falta la parte del Gobierno. Seguimos intentando resolver esto", añadió Daniel Yofra, secretario general de la federación.

"Estamos desconcertados, porque el viernes pasado llegamos a un acuerdo con la cámaras del sector, pero el Gobierno se niega a homologar un incremento del 36%", dijo Yofra. Según fuentes de Ciara, el aumento conversado sería de un 27,8%, que llega hasta el 36 -como lo presenta el gremio- cuando se incluyen los adicionales. En esa cámara destacaron que el monto aún "no está cerrado", porque las empresas rechazan un planteo de la Federación Aceitera que pretende que los trabajadores cobren los días de paro.

Situación es delicada

La situación por el conflicto es delicada, porque en mayo es cuando se produce la mayor cantidad de exportaciones de aceite y harina de soja de todo el año. Según datos de la Bolsa de Comercio de Rosario, la Argentina provee en este mes el 75% de la demanda mundial mensual de aceite de soja y el 58% de la de pellets de soja. En poroto de soja, en mayo se exporta cerca del 15% de lo que compra el mundo.

Otro de los sectores afectados por la medida de fuerza es el de los transportistas, que no tienen cupo para la descarga de granos desde que se inició el paro. "La situación es muy complicada porque no sabemos cuándo puede haber una solución", señaló el presidente de la Asociación de Transportistas de Carga de Rosario, Alfredo Guagliano, quien agregó que este conflicto "ha generado dificultades y las plantas ya no dan cupo, por lo que la actividad está totalmente parada".

En la última semana ingresaron 21.382 camiones a los puertos. 13.893 correspondieron a soja, 6576 a maíz y 913 a trigo. Ingresaron 8.297 camiones menos que la semana anterior debido a los conflictos en los puertos y las lluvias que se produjeron este fin de semana.

Fuente: La Nación (Autor: German de los Santos), Ambito Financiero

Temas en esta nota