Biocombustibles: quieren incluir más etanol en las naftas

La industria azucarera, a través del gobernador de Tucumán, presentó un pedido ante Kicillof. Pero las petroleras se oponen a los cambios.

Por |
Los ingenios quieren que el Gobierno suba el “corte” de etanol al  12%.

Los ingenios quieren que el Gobierno suba el “corte” de etanol al 12%.

27deMayode2015a las13:53

La industria azucarera quiere elevar la cantidad de etanol en las naftas, en una medida que los beneficiaría pero que genera rechazo por parte de la industria petrolera. El gobernador tucumano, José Alperovich, le pidió al ministro Axel Kicillof que lo ayude a darle algún alivio a esta industria, afectada por la baja del precio internacional.

Ese sector –que es clave en la economía provincial– está dejando de exportar 700.000 toneladas anuales, por una combinación de altos costos internos y bajos valores internacionales.

Las naftas poseen un “corte” de 10% de etanol, que proviene tanto del azúcar como de los fabricantes de aceites de maíz. Los ingenios quieren que el Gobierno suba ese “corte” a 12% del total. Y que el agregado sea aportado por los productores de azúcar.

La Secretaría de Energía, encabezada por Mariana Matranga, redactó un borrador con una resolución para subir el corte de etanol de 10% a 12%. En la industria petrolera están al tanto del posible cambio, pero no están de acuerdo.

Aunque no hablan en público al respecto, los petroleros resisten. “Como ahora les va mal, los fabricantes de azúcar quieren volcar su producción a las naftas. En lo económico, no cambiaría la ecuación de costos, pero esto requiere una revisión más profunda”, explican los refinadores. “Esto nos abre interrogantes a futuro. ¿Cuándo el precio del azúcar vuelva a subir afuera, vamos a conseguir azúcar para el bioetanol?”, plantean, escépticos, en el sector.

Los ingenios creen que una mayor dosis de azúcar en las naftas le generaría al país un ahorro de US$ 100 millones. “Hay un informe de la industria automotriz que desaconseja un cambio en el ‘corte’ porque no está medido el impacto en los motores de los coches y hasta podría ser perjudicial”, advierten los refinadores de combustible.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, es el jefe político de Matranga. Y fue el receptor de los pedidos del gobernador y las empresas tucumanas. Kicillof también es director del Estado en YPF.

 Los fabricantes de etanol en base a maíz también quieren un lugar en la mesa de negociación. “Hay dos precios para un mismo producto, que es el que tiene como destino el corte de nafta. El bioetanol de caña se paga $ 8,55 por litro, mientras que el de maíz se paga $ 6,95. Creemos que se debe unificar el precio. Y que si se concreta el aumento del corte al 12%, también debe llegar a nuestra industria”, explica Patrick Adam, director ejecutivo de la cámara de Bioetanol de Maíz.

Temas en esta nota

Cargando...