Yara presentó los beneficios de una fertilización balanceada en Fertilidad 2015

La empresa de origen noruego estuvo presente en el 12º Simposio Fertilidad, organizado por Fertilizar Asociación Civil y el IPNI Cono Sur en la ciudad de Rosario.

Por
Pruebas de solubilidad de distintas fuentes fosforadas en el stand de Yara.

Pruebas de solubilidad de distintas fuentes fosforadas en el stand de Yara.

04deJuniode2015a las08:19

Bajo el lema “Nutriendo los suelos para las generaciones del futuro”, el Simposio Fertilidad 2015 tuvo lugar en el Centro de Convenciones Metropolitano. Allí, productores, profesionales y técnicos, de la actividad pública y privada comandaron charlas, presentaciones y disertaciones que cubrieron un amplio espectro dentro de la fertilización de cultivos. Los temas abordados fueron, entre muchos otros, desde los requerimientos de nitrógeno para altos rendimientos, el reciclado de nutrientes de fuentes no convencionales, hasta el manejo sustentable del recurso suelo.

Yara fue uno de los auspiciantes de las jornadas y dispuso de un stand en el que presentó su portfolio de productos. La empresa expuso sus soluciones para una agricultura sostenible y el medio ambiente, respondiendo así a los retos que actualmente enfrenta el mundo.

En su búsqueda de eficiencia y optimización del retorno económico, se puso a disposición de los visitantes del stand, pruebas sencillas e instantáneas en las que, mediante un agitador, se mostraron las diferencias en solubilidad de distintas fuentes fosforadas. Así, los productores pudieron ver la mayor y más rápida disolución de  las mezclas químicas en comparación con las fuentes fosforadas tradicionalmente utilizadas.

Familia de productos NPK

La familia de productos de NPK de Yara brinda una rápida disponibilidad para el cultivo debido a su proceso de fabricación por prilado. Dentro de esta línea, Yara cuenta con YaraMila Nitrocomplex Plus, un arrancador de alta eficiencia que por su contenido de fósforo (P) de disponibilidad secuencial (posee tres tipos de P de diferente disponibilidad en el tiempo: ortofosfato, polifosfato y fosfato dicálcio) y de nitrógeno en forma de nitrato. Esta composición asegura el máximo aprovechamiento de los nutrientes, brindando mayor sincronía entre la oferta y la demanda por parte del cultivo. Además, aporta potasio, azufre y magnesio, con funciones clave en la regulación osmótica, apertura estomática y composición de la molécula de clorofila. Por otro lado, cada gránulo posee la misma proporción de nutrientes, logrando así una distribución homogénea y un crecimiento parejo del cultivo.

Asegurar una nutrición balanceada es fundamental, al igual que el uso de un arrancador. Con respecto a estos temas, el simposio contó con la disertación de Gabriel Espósito, ingeniero agrónomo e investigador de la Universidad de Río Cuarto (UNRC), Córdoba. El especialista brindó un resumen de los últimos estudios desarrollados. “Hemos demostrado que en la medida en que balanceamos la nutrición con nitrógeno, zinc, fósforo y azufre (todos deficitarios en la región pampeana), obtenemos mejores respuestas por kilo de fósforo utilizado y tenemos más probabilidades de que esa técnica sea más rentable y obtener una mayor producción dentro de la difícil coyuntura que tenemos. Así, la fertilización balanceada con nitrógeno, fósforo, azufre y zinc nos reveló ser 32% más rentable que la fertilización hecha sólo con nitrógeno y fósforo”.

Espósito también se refirió al nitrógeno: “Los ensayos de la UNRC demuestran que al aplicar nitrógeno variable aumentamos un 50% la eficiencia agronómica del uso del mismo, lo que impacta notablemente en la rentabilidad. Además de la fuente, la cuestión pasa por el eje momento y dosis. El productor tiene que saber y entender que si volea urea va a tener mayores pérdidas por volatilización que con nitrato de amonio calcáreo (CAN). Si usa urea porque es la fuente nitrogenada más barata, tiene que saber que tendrá un costo de aplicación más caro porque la tendrá que incorporar al suelo. Y el suelo con el que uno trabaja es naturalmente variable; y si los suelos varían espacialmente, también varía espacialmente la demanda de nitrógeno. Por eso también hay que respetar la variabilidad espacial y aplicar el Nitrógeno con algún método variable para mejorar su eficiencia de uso".

Para culminar, Espósito profundizó en la técnica de aplicación variable y dejó una serie de recomendaciones para el productor. “En agricultura de precisión, uno de los aspectos más importantes es haber invertido de manera más apropiada, lo cual también hace que ganemos ambientalmente. Aplicar una dosis uniforme puede llevar a colocar de más en donde no hace falta y así terminamos perdiendo producción en un sector. Por eso hay que fomentar las tecnologías de proceso, la racionalidad de uso y desarrollar más modelos agronómicos de producción que sean innovadores y que mejoren la eficiencia de los insumos. Muchos productores creen que al reducir los costos están minimizando los riesgos y lo que en realidad están haciendo es asegurar el quebranto. Si el costo de la fertilización en un maíz, por dar un ejemplo, tiene un participación de entre el 30% y el 40% del costo total, entonces va a ser muy decisivo el impacto que tendremos si logramos aumentar los niveles de eficiencia de esta técnica particular".

Temas en esta nota