Escrutinio incierto en Santa Fe: ningún partido asume la derrota

El escrutinio definitivo empieza mañana y demoraría una semana; hay unos 100.000 votos sin computar, que serán determinantes. El triunfo en la puja por la gobernación sigue estando al alcance de cualquiera.

Por
Escrutinio incierto en Santa Fe: ningún partido asume la derrota
16deJuniode2015a las08:25

La tensión y la incertidumbre que desde anteayer surcan esta provincia no ceden. Y no lo harán por varios días más. El triunfo en la puja por la gobernación sigue estando al alcance de cualquiera. El recuento definitivo de los votos comenzará mañana y podría estar terminado una semana después.

El cierre del escrutinio provisorio ratificó que la diferencia entre el socialista Miguel Lifschitz; el candidato de Pro, Miguel Del Sel, y el kirchnerista Omar Perotti es ínfima. Según ese registro, Lifschitz consiguió el 30,69% de los votos y Del Sel, el 30,58%. Los separan apenas 2128 sufragios. Perotti, por su parte, alcanzó 29,25 puntos y quedó a 26.196 votos del primero. El escrutinio definitivo empezará mañana y estará a cargo del Tribunal Electoral de la provincia, que preside el titular de la Corte Suprema local, Roberto Falistocco.

El recuento provisorio terminó ayer poco después de las 5, con el 95,45% de las mesas escrutadas. El 4,55% restante, 347 mesas, representa casi 100.000 votos, por lo que el resultado podría revertirse.

Los votos de esas 347 mesas no se contaron porque, en el transcurso del recuento de la noche del domingo, la justicia electoral detectó alguna falla o irregularidad en los telegramas enviados por los presidentes de mesa y decidió apartarlos. Esos telegramas se revisarán junto con los del resto de las mesas a partir de las 8 de mañana.

Mientras tanto, los candidatos volvieron a cruzar acusaciones. Del Sel advirtió que pedirá que se abran todas las urnas y se cuente voto por voto. Y lo mismo planteó el candidato kirchnerista, Perotti.

Lifschitz, en cambio, hizo foco en el escrutinio definitivo como última instancia.

Ni Del Sel ni Perotti hablaron ayer de fraude pese a que , pero de manera coincidente sí plantearon la necesidad de que "no queden dudas" de la cantidad de votos que recibió cada candidato. El más tajante fue el hombre de Mauricio Macri, que acusó al gobierno del socialista Antonio Bonfatti, que tuvo a su cargo el recuento de anteanoche, de haber actuado con "negligencia".

Del Sel abrió el duelo verbal temprano. "Estamos preocupados por no saber cuál fue el resultado. Vamos a pedir que los votos se cuenten uno por uno para que la gente tenga la seguridad de que se va a respetar lo que eligió. Si no, vamos a empezar a desconfiar de la democracia", advirtió.

Eran poco más de las 9.30. Del Sel habló en conferencia de prensa junto con su compañero de fórmula, el radical Jorge Boasso. El escenario era el mismo que la noche anterior: un amplio salón en el primer piso del hotel Los Silos, a metros del puerto de la ciudad, pero el clima era muy otro.

Lejos de la euforia (tal vez forzada) de la noche anterior, Del Sel no ocultó su amargura. El silencio y la semioscuridad del lugar contrastaban estridentes con la música, los festejos y los colores de la noche anterior.

El ex Midachi insistió en el veredicto de las mesas testigo. "Nos dan 1,2 puntos arriba", aseguró. Horas antes, Macri, que volvió a Buenos Aires en la madrugada del lunes, había fijado la diferencia en 0,7%.

A su lado, Boasso volvió a fustigar a Lifschitz por haberse proclamado ganador "con una diferencia de 2000 votos y con 347 mesas sin contar". En rigor, también Del Sel se valió de las mesas testigo para adjudicarse la victoria.

Boasso apuntó además al "parate" en el recuento que se registró entre unos minutos después de la medianoche y las 5 del lunes. "Cuando se frenó la carga de datos, con el 93 por ciento de las mesas escrutadas, había 188 telegramas desestimados. Cuando volvieron a cargar el porcentaje escrutado era 95 y los telegramas no computados eran 304. ¿Cómo puede ser que con el 2 por ciento de los votos trepe tanto la cantidad de telegramas?", se preguntó.

Fuente: Diario La Nación

Temas en esta nota