Argentina: el país de la desmesura

Bajo este título, el reconocido economista Juan José Llach, dio inicio a su exposición en el marco del Tercer Encuentro de Reflexión de Argentina Visión 2020. Entre sus dichos, destacó la “capacidad” de nuestro país de hacer todo en dosis exageradas.

Por |
Panel sobre “Contexto socio - económico y las Perspectivas de Mediano Plazo” en Argentina Visión 2020.

Panel sobre “Contexto socio - económico y las Perspectivas de Mediano Plazo” en Argentina Visión 2020.

22deJuniode2015a las13:37

“Argentina es un país excepcional,  es el país de la desmesura”, comenzó diciendo el Economista Juan José Llach, en el primer panel de Argentina Visión 2020, y agregó: “Comparamos la trayectoria de nuestro país con Brasil, Chile, Uruguay y Nueva Zelanda y nos encontramos con que los problemas que hemos tenido han sido bastante parecidos pero en Argentina siempre con sobredosis”.

Ejemplos claros de esta situación son, según el economista, los niveles crecientes de inflación, la presión tributaria e impositiva y las aperturas y cierres violentos de la economía: “Todo en dosis exageradas”, sostuvo Llach.

En base a estos datos, el reconocido economista desarrolló en detalle una gran cantidad de consecuencias, producto de esta situación y de la fraternal hermandad entre el unitarismo fiscal y el retraso productivo que caracteriza a nuestro país.

Consecuencias en el agro

En primer lugar, Llach hizo hincapié en los tres cultivos de referencia de nuestro país y cómo ha caído la participación argentina a nivel mundial como consecuencia de un contexto poco favorable.

En este sentido manifestó: “En el sector agrario, y a lo que trigo se refiere, entre el año 2002 y 2014 Argentina pasó de 2,8 a 1,1 de la producción mundial, mientras que Brasil subió, en un cultivo que no es tropical ni mucho menos”, detalló, al momento que agregaba: “En maíz nos mantuvimos pero nuestros socios del Mercosur aumentaron 1,8 y en soja crecimos de 16,5 a 18,2, pero Paraguay y Uruguay solos aumentaron su market share más que nosotros”.

Desde el punto de vista pecuario, “estamos en el duodécimo puesto en exportación de carne, antes exportábamos el 28% del total del Mercosur, ahora sólo el 7%. Y en leche, Argentina subió 7% la producción pero Uruguay aumentó el 70, Brasil 66, Nueva Zelanda 54 y Chile 33”.

Impacto macroeconómico

Los efectos de este contexto no se ven reflejados sólo en el campo, a nivel macroeconómico también se registran consecuencias que no pueden pasarse por alto.

A este respecto, Llach enumeró las que siguen:

  • Argentina perdió más de 150 mil millones de dólares de exportaciones.
  • Nuestro país registra una inversión que significa 17 puntos del PIB, un nivel bajísimo.
  • Hemos superado a 14 países pero nos han sobrepasado 174, debido a que Argentina está en el puesto 175 sobre 189 en cuanto a su desempeño económico entre 2012 y 2015.

Efectos políticos y sociales

Por último, el economista detalló las consecuencias políticas y sociales que este escenario económico trae aparejado: “Argentina es un país con dificultad de gobernar, de desarrollar instituciones inclusivas”.

De acuerdo a los dichos de Llach: “Esto se ha podido ver en los regímenes hegemónicos de este siglo que una vez que detectan los problemas tienden a persistir en el error, en lugar de abrir las puertas, oxigenarse y dialogar con la sociedad”.

“Yo no tengo la solución”

“Yo no tengo la solución pero sí sé que lo que falta en este país es un grupo de personas capaces de romper el cíclico encuentro con el error”, expresó Llach promediando su exposición, y agregó: “Creo que Argentina necesita una política integral de desarrollo agroindustrial, un tema que no se habla ni se discute”.

“Creo que estos números hablan por sí solos y sin embargo, no veo la reacción social, política, empresarial ni académica acorde a este diagnóstico”, concluyó.

La innovación como motor de desarrollo

Junto a Juan José Llach, el primer panel de Argentina Visión 2020, estuvo integrado por el Economista Federico Sturzenegger, quien hizo hincapié en el rol de la innovación como protagonista del desarrollo.

En su exposición, Sturzenegger enumeró una serie de ejemplos que representan fielmente cómo los “innovadores” son los mayores responsables del crecimiento de nuestro país.

Uno de ellos, Víctor Trucco, “profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario y militante de la Juventud Peronista, que tuvo que exiliarse y refugiarse en su pueblo natal, San Jorge, debido a la presión del Golpe Militar”, explicó el economista, y agregó: “Radicado en el oeste de la provincia de Santa Fe, en un pueblo de 21 mil habitantes, no dejó de preguntarse cómo hacer para desarrollar toda su pasión por la agricultura”.

Fue así que Trucco comenzó a desplegar ideas que hasta ese momento eran sólo “de nicho” y desarrolló junto con Rogelio Fogante, lo que actualmente se conoce como las técnicas de siembra directa.

“Para mí, este señor es la persona más responsable del crecimiento económico del país. No fue ningún presidente, ministro, intendente o gobernador. Fue Trucco, un señor exiliado en su propio país, viviendo en un pueblo de 20 mil habitantes el que cambió la Argentina”, manifestó Sturzenegger.

La idea central de este panel de discusión sobre el “Contexto socio - económico y las Perspectivas de Mediano Plazo” resultó en la reflexión del escenario actual de nuestro país y las posibles soluciones, cuyo hilo conductor ubica a la innovación como el protagonista del desarrollo.

“Creo que si los argentinos nos animáramos realmente a la igualdad de oportunidades y aceptáramos la idea de competir, expandiríamos nuestras capacidades de desarrollo y crecimiento sin fronteras”, sostuvo Sturzenegger.

Temas en esta nota

Seguí leyendo