Ante el exceso de lluvias, una oleada de subas para los granos

La discusión del área se torna especialmente importante porque mañana se difundirá el reporte de área sembrada en Estados Unidos.

Por |
La explicación a la reacción que se ve es que parte del área de soja podría no llegar a implantarse.

La explicación a la reacción que se ve es que parte del área de soja podría no llegar a implantarse.

29deJuniode2015a las08:00

Los granos tuvieron en Chicago la semana pasada una nueva oleada de subas, liderada por la soja, ante el exceso de lluvias que está poniendo en dudas la cosecha norteamericana. En general se relacionan las lluvias con buenos rendimientos y por ende, mayor producción y menor precio. Sin embargo, la explicación a la reacción que se ve es que parte del área de soja podría no llegar a implantarse, mientras que el resto podría demorarse en su desarrollo y terminar pagando con rindes más bajos

En el caso del maíz, el argumento es más débil, porque para el momento en el que las lluvias se hicieron más fuertes estaba todo sembrado. El desarrollo inicial de los cultivos fue muy bueno y la humedad que están recibiendo sería excelente. Por ello el maíz venía más bien estable.

Sin embargo, sobre el final de la semana también el maíz mostró subas en Chicago, al tiempo que la soja aceleró incluso el ritmo de aumento. A medida que los días van pasando, las lluvias persisten, y los pronósticos siguen con lluvia por encima de lo normal, se teme que se repita lo ocurrido en 1993, cuando una temprana lluvia hizo que los rindes de maíz a nivel nacional bajaran un 23% a 63 quintales por hectárea (hoy se esperan más de 100 qq/ha) y los de soja 13,3% a 22 qq/ha (hoy se esperan en casi 31 qq/ha).

Reporte del USDA

La discusión del área se torna especialmente importante porque mañana se difundirá el reporte de área sembrada en EE.UU. Allí los analistas ya aventuran una caída de superficie. Se puede así esperar que se juegue a la realidad versus expectativa, y la expectativa que se montó es a menor área de soja

Mientras tanto el trigo también se perjudicó por los excesos de humedad en los Grandes Lagos. Sin embargo, la volatilidad es enorme, ya que hay quienes dicen que el impacto no sería tan grande

En el fondo persiste la duda de si las alzas recientes son o no justificadas. Es muy difícil establecerlo, ya que se debe ver cómo evoluciona la calidad de los cultivos. Pero como los fondos habían descontado un escenario de éxito productivo en EE.UU. cualquier duda razonable genera compras para cerrar posiciones, y subas como éstas.

Mercado local no sube como Chicago

En el mercado local la traslación del alza internacional viene muy lenta. Esto se debe a que los productores necesitan hacerse de dinero, y estiraron las ventas lo más que pudieron, pero los vencimientos ya son en muy corto plazo. Por eso ven esta suba como oportunidad de venta. Están en función de esto generando un pico de oferta, y los compradores aprovechan para quedarse con algo de la paridad técnica de exportación. De hecho hubo pizarra de $ 1.975 la tonelada por soja cuando el precio de mercado está en $ 2.086 la tonelada. 

En lo que hace a maíz la presión vendedora por la llegada de la cosecha de segunda está hundiendo los precios, más allá de lo que pase con el mercado internacional. La necesidad de abrir ROE Verde aquí es enorme. Sin embargo, hay dos problemas: el primero es que el Gobierno duda del saldo exportable.

Según el número del Ministerio de Agricultura podrían abrir casi 6 millones de toneladas, pero tomando otras proyecciones privadas, sólo 2 millones. Ante la duda, abrirán poco y nada. Por otro lado viendo lo ocurrido con trigo este año y con maíz el pasado, las aperturas podrían ser periódicas y por poco monto, lo cual no sirve para calentar el mercado. Aquí se pagaban $ 860 la tonelada contra una paridad teórica de $ 1.097 la tonelada.

En trigo la preocupación pasa porque la falta de humedad pone en duda la concreción del área sembrada. Sin embargo, se esperan lluvias que podrían dinamizar el cuadro.

(*) Profesor e investigador del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral.

Temas en esta nota