Un paso adelante para legumbres de invierno

A partir de esta campaña, Rizobacter lanza al mercado Signum para arveja, lenteja, garbanzo y vicia. Productores líderes de estos cultivos fueron seleccionados para comprobarlo en campaña precomercial.

Por
La tecnología de bio-inducción fue desarrollada exclusivamente por Rizobacter. Foto de archivo.

La tecnología de bio-inducción fue desarrollada exclusivamente por Rizobacter. Foto de archivo.

07deJuliode2015a las17:10

La tecnología de bio-inducción, hasta ahora sólo disponible para soja, ha sido desarrollada para cultivos alternativos, como lo son las legumbres de invierno. La campaña "Para quienes van un paso adelante", convocó a productores de diferentes zonas del país líderes en la producción de legumbres de invierno para acompañar a Rizobacter en la etapa de su pre-lanzamiento comercial.

Si bien Signum ya ha sido comprobado a campo por parte de la empresa y organismos oficiales con resultados verdaderamente alentadores, la idea es desarrollar una acción conjunta entre la empresa y los verdaderos usuarios de estas tecnologías, que permita su instalación desde el lugar más genuino del proceso productivo: el campo y su gente.

En este sentido, Agustín Gurruchaga del sudeste de la provincia de Buenos Aires,  Alejandro Calderón del norte de Buenos Aires , Santiango Lorenzatti y Agustín Bianchini del sudeste de Córdoba y Guillermo Del Pupo de sur de Santa Fe,  se sumaron para sembrar con Signum Pack en esta campaña. Por su parte, Rizobacter les brindará un seguimiento personalizado en cada lote y, una vez finalizada la campaña, los testimonios replicaran su experiencia en redes sociales.

Acerca de Signum Pack para Legumbres de invierno

Para quienes apuestan a la arveja, lenteja, vicia y/o garbanzo como cultivos alternativos de invierno, reconocen la importancia de contar con una semilla protegida y con plantas capaces de nodular rápidamente, ya que tanto las condiciones climáticas como los patógenos de semilla y suelo pueden afectar fuertemente su desarrollo en el período de emergencia, reconocido como uno de los momentos más críticos de estas variedades.

El bio-inductor Signum, que se comercializará en Pack junto al curasemilla Maxim Evolution, viene a dar respuesta a justamente a esta situación.

 Se trata de una tecnología que marca un nuevo estándar en tecnologías de inoculación por su altísima  capacidad de  generar una nodulación eficiente aun en condiciones de estrés.

Los mayores beneficios radican en la respuesta del cultivo ante sequías momentáneas, exceso de agua, bajas temperaturas y  acidez del suelo. Supera a la clásica inoculación porque actúa como un generador de señales moleculares  que activan de manera temprana procesos metabólicos en la planta y en la bacteria. A través del mejoramiento de esta comunicación, se induce una mayor actividad rizosférica y una nodulación más temprana y eficiente, aún en situaciones de estrés; optimizando  el proceso de fijación biológica del nitrógeno, fundamental para el desarrollo del cultivo.

Como se trata de diferentes tipos de leguminosas, las formulaciones se desarrollan en base a cepas específicas para cada tipo de cultivo. En el caso de Signum Arveja se utiliza la cepa Rhizobium leguminosarum biovar viceae y para Signum Garbanzo, el microorganismo Mesorhizobium cicerii.

La tecnología de bio-inducción desarrollada exclusivamente por Rizobacter es totalmente compatible con Maxim Evolution, el terápico fungicida de semilla de mayor espectro de control.

Su destacado desempeño reside en una formulación que incluye principios activos de última generación: Fluodioxonil, Tiabendazole, Metalaxil-M, con diferentes modos de acción y eficacia. Su acción sistémica y de contacto permite superar y potenciar el control de todos los patógenos presentes en el suelo, en la semilla, como los de almacenaje, asegurando una mejor emergencia y sanidad integral de la plántula y favoreciendo el adecuado desarrollo inicial del cultivo.

Temas en esta nota