“Hemos perdido $ 1000 por hectárea”

Así lo manifestó Norberto Niclis haciendo hincapié en la siembra de granos como una actividad que ha dejado de ser rentable en el norte del país. “Trabajamos a pérdida”, sostuvo.

Por
La producción de trigo ha sido una de las más afectadas por las trabas a la comercialización.

La producción de trigo ha sido una de las más afectadas por las trabas a la comercialización.

24deJuliode2015a las18:00

“Nuestra situación es insostenible”, expresó el Presidente de la Unión Agrícola de Avellaneda, Coop. Ltda. del norte de Santa Fe, y agregó: “Desde las cosechas anteriores venimos sembrando con resultados negativos. Hay una pérdida promedio de 1000 pesos por hectárea. Estamos afrontando situaciones muy complicadas”.

El escenario descrito por Norberto Niclis que además es productor agrícola en el norte de la provincia de Santa Fe, es exactamente el mismo que describe cualquier productor de la zona y del que se viene haciendo eco desde hace mucho tiempo: costos elevados y baja rentabilidad se combinan en contra de la realidad de los agricultores y ganaderos argentinos.

“La situación general del sector es la falta de rentabilidad y cuanto más nos alejamos del puerto y nos ubicamos en zonas marginales como la nuestra, mucho peor”, manifestó Niclis en diálogo con Radio Splendid, y agregó: “A esto, además se le suman los problemas climáticos, como ser la lluvia de fin del año 2014 que alcanzó los 9000 milímetros en 50 días”.

En sintonía con este escenario y sobre las protestas de los productores en las rutas, el Presidente de la Unión Agrícola de Avellaneda, enfatizó: “Si los productores no estamos en protesta es precisamente por el tipo de gobierno que tenemos y para no ir en contra de una sociedad que registró información equivocada. El inconsciente colectivo cree que somos un sector rico. Sin embargo, sólo necesitan venir al interior y recorrer el resto del país para saber que se está fundiendo”.

“Nos ha ido muy mal con trigo y maíz”

Casualmente los productos que más regulados están son los que presentan el peor escenario. En palabras de Niclis: “Sin tener en cuenta las retenciones, estamos recibiendo la mitad del valor de dichas producciones porque lo absorben todo los fletes. De hecho hay mucho maíz en bolsas porque no los productores no quieren regalarlo”.

Por otro lado, a pesar de que el nuevo cupo de exportación de 4 millones de toneladas anunciado por el Ministro de Economía Axel Kicillof, dio un respiro, de acuerdo a los dichos de Norberto, “lo que realmente sirve es que no haya trabas para la exportación. Siempre funcionó así y nunca faltó trigo ni maíz”.

“Nadie nos puede explicar por qué existen esas medidas que tanto perjudican al productor primario y no benefician al consumidor”, concluyó.

Temas en esta nota