Precio de la soja relegado respecto otros productos ¿Dato alcista?

En los últimos 17 años, la soja ha sido uno de los productos que registró menores aumentos de precios. Podría ser tomado como una buena noticia para el futuro de la oleaginosa.

Por
Comparación del precio promedio anual de exportación de poroto de soja con otros insumos, productos e índices relevantes para la economía mundial. (Año 1998 vs Junio 2015). Fuente: BCR

Comparación del precio promedio anual de exportación de poroto de soja con otros insumos, productos e índices relevantes para la economía mundial. (Año 1998 vs Junio 2015). Fuente: BCR

03deAgostode2015a las11:47

Ante la evidente preocupación de todo el campo y la agroindustria argentina por la caída en los precios internacionales de los granos -y en particular del poroto de soja-, desde la Bolsa de Rosario consideraron importante observar como se encuentra -en la actualidad- el precio del poroto de soja respecto de su valor hace casi 17 años atrás, en el año 1998.

Luego procedieron a analizar los precios (en el citado período 1998-2015)- de otros productos, insumos o índices que son importantes dentro de la economía mundial. El objetivo fue evaluar si el valor de la soja -a pesar de la fuerte caída en los últimos meses- ha crecido más que otros bienes relevantes para la actividad económica internacional en los últimos 17 años.

¿Qué paso en los últimos 17 años?

El estudio arriba a la siguiente conclusión: El precio de exportación del poroto de soja se incrementó menos que la mayoría de los insumos, productos e índices analizados. En 17 años apenas aumentó -en términos reales y sin inflación- un 18,1%.

Aumentaron mucho más:

  • Petróleo (220%)
  • Oro (174%)
  • Cobre (140%)
  • Plata (98%)
  • Urea- fertilizante (140%)
  • Fosfato Diamónico (58,8%)
  • Índice general de precios de mercaderías del FMI (81%)
  • Carne vacuna (70%)
  • Frutas (29%)
  • Carne de pollo (25%)
  • Indice de precios de insumos industriales (24%)

Dos índices registraron aumentos de precios inferiores a los de la soja: a) El "Índice de Precios de Alimentos" que incluye cereales, aceites vegetales, carne, pescados y mariscos, azúcar, plátanos y naranjas (aunque tengamos en cuenta que este índice incluye al poroto de soja y aquellos productos como la carne que tiene como insumo a la harina de soja) y el "Indice de precios de las bebidas". Finalmente encontramos que dos productos tienen precios en términos reales por debajo de los que valían en el año 1998: el Gas Natural y el aluminio.

Aumento sumamente bajo y moderado

Lo expuesto marca que el precio de exportación de la soja ha registrado un aumento -en términos nominales y reales en estos 17 años- sumamente bajo y moderado. Es como si los precios hubieran venido creciendo -en términos nominales- al mismo ritmo anual que la tasa de inflación estadounidense del 2014. Parecería ser que los valores han aumentando muy poco teniendo en cuenta la aparición de la fuerte demanda china en este período.

Recordemos que en la campaña 1997/1998 las importaciones mundiales de poroto de soja ascendían a 38,1 millones de toneladas y China compraba apenas el 8% del total, casi 3 millones de toneladas. Diecisiete años después, en la campaña 2014/2015 las importaciones mundiales se triplicaron (casi 116 millones de toneladas) con China está comprando el 63% del total ofrecido en el comercio internacional (aproximadamente 74 millones de toneladas).

Si uno mira esta demanda adicional y la coteja con la moderada tasa anual de crecimiento real acumulativa del precio de exportación de la soja del 0,5% en estos 17 años, todo parecería indicar que los precios no han reflejado debidamente esa gran demanda.

Otros factores pesan sobre los precios de la soja

Pero no debemos olvidar que existen otros factores adicionales que han deprimido los precios en los últimos tiempos como la baja en las cotizaciones del barril de petróleo y su impacto en el biodiesel, el fortalecimiento del dólar, los problemas de la Bolsa de Shanghai, la posibilidad de que Estados Unidos aumente las tasas de interés de referencia, la desaceleración de la economía china y europea, menor inversión de los fondos sobre los futuros de soja, etc. 

De todos modos, al estar el crecimiento del precio de la soja por debajo del de muchos insumos, productos e índices de la economía mundial, es una buena noticia para los argentinos que dependemos crecientemente de las exportaciones del complejo sojero. Nos permite abrigar la esperanza de que se pueda efectivizar alguna recuperación en los precios de la oleaginosa en un futuro cercano.

Fuente: Bolsa de Comercio de Rosario

Temas en esta nota