Cae el petróleo por devaluación en China

Los precios del petróleo descendían hoy luego de que China decidiera devaluar su moneda en un último esfuerzo por apuntalar el crecimiento de su economía, lo que encarecía el valor de las materias primas en dólares y presionaba las perspectivas de demanda de crudo en el mayor consumidor mundial de energía.

Por
Aportando más presión al mercado, la Opep elevó su pronóstico de suministro de crudo en 2015 de países fuera del cartel.

Aportando más presión al mercado, la Opep elevó su pronóstico de suministro de crudo en 2015 de países fuera del cartel.

11deAgostode2015a las17:05

El más afectado era el barril de crudo tipo WTI -referente para el mercado americano- que perdía al promediar la jornada del Nymex, en Nueva York, 1,64 dólares, el equivalente a 3,65%, y se comercializaba para la entrega en octubre a 43,32 dólares.

Por su parte, el petróleo Brent -referente para el mercado europeo- perdía 1,31 dólares, 2,60% menos del valor de cierre de ayer, interrumpiendo su mayor escalada diaria desde fines de mayo registrada en la sesión anterior, y se lo comercializaba a poco de cierre de las operaciones en el ICE de Londres a 49,10 dólares para las entregas en octubre.

El Banco Central de China devaluó hoy el yuan en una medida que fue descrita como una “depreciación excepcional” de casi 2% tras una serie de débiles datos económicos, llevando la moneda a su punto más bajo en casi tres años.

Estas “son malas noticias para el petróleo debido a que China tendrá que pagar más por el crudo”, dijo Hamza Khan, analista de materias primas de ING Bank.

Por el contrario, el crudo de la Opep inició la semana en alza al venderse ayer a 47,32 dólares, 0,78% más que el viernes último, revirtiendo la tendencia de las últimas sesiones pero manteniendo aún su nivel más bajo desde principios de febrero, informó hoy el grupo petrolero con sede en Viena.

Aportando más presión al mercado, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) elevó hoy su pronóstico de suministro de crudo en 2015 de países fuera del cartel, en una señal de que la baja de los precios está demorando más de lo previsto en impactar a la producción de esquisto y de otras fuentes rivales.

Temas en esta nota