En el NOA ninguna actividad es rentable

De acuerdo a un análisis realizado por Carlos Segón, la región del noroeste del país está prácticamente en quiebra. Con el corte en la cadena de pagos, los productores reflexionan cómo seguir adelante.

Por
Los productores del NOA tomaron la decisión de volver a las rutas.

Los productores del NOA tomaron la decisión de volver a las rutas.

13deAgostode2015a las14:26

“La zona está realmente en una situación de quiebra. Hay muchas empresas que están realizando suspensiones y despidos, campos que están en vente y maquinarias utilizadas pagar deudas”, expresó Carlos Segón, Presidente Entidades Rurales de Salta en diálogo exclusivo con Carlos Misuraca de fyo, y agregó: “Lamentablemente esta es una realidad que concierne a toda la producción, no es específicamente para la soja o el maíz”.

A este respecto, Segón detalló la imposibilidad de los productores norteños de realizar la cancelación de sus vencimientos en un escenario en el cual los números no cierran. En pocas palabras: “Llevar un camión de maíz de la zona de Tartagal al puerto cuesta 750 pesos más IVA y el maíz puesto en el puerto cuesta 900 pesos”, sostuvo, y retrucó: “Si a eso se le suman los impuestos, el productor en vez de recibir un cheque, recibe una nota de débito”.

Cortes de rutas como medida de fuerza

Frente a una realidad que no aparenta modificarse en el corto plazo, los productores del NOA tomaron la decisión de volver a las rutas. Esto manifestaba Segón al respecto: “Esta situación claramente nos desespera y como el Gobierno Nacional no nos escucha, no queda nada más que volver a las rutas con cortes”, convino, al momento que agregaba: “El Gobernador de la provincia ha dado algunas aspirinas pero no gestiona como correspondería”.

A pesar de que para el referente de las Entidades Rurales de Salta, es muy probable que la medida de fuerza no genere el efecto esperado, Carlos admitió que es  lo único que pueden hacer debido a que no tienen tiempo para esperar al próximo gobierno y sus medidas: “Acá hay que empezar a sembrar en dos meses y aún no hemos podido pagar las cuentas de agroquímicos y semillas de la cosecha anterior. Hoy la cadena de pagos está rota”.

Soluciones que no son soluciones

“La única respuesta que recibimos por parte del Gobierno es que prorroguemos 180 días los pagos de los impuestos, cuando en realidad acá los cultivos son de una sola cosecha. Por ende, el año que viene no hay forma de que el productor perciba otro ingreso. Esas medidas quieren aparentar ser de buena voluntad pero al productor no le sirven”, concluyó Segón.

Temas en esta nota