¿Cómo invertir en carne sin entrar al campo?

Instrumentos financieros permiten invertir en carne sin entrar a formar parte del proceso productivo.

Por
Para ahorristas: invertir en carne sin entrar al campo.

Para ahorristas: invertir en carne sin entrar al campo.

17deAgostode2015a las10:09

Iniciarse en el negocio de la ganadería conlleva elevados costos. Pero no sucede así si se lo hace a través de instrumentos financieros en los cuales es posible invertir en carne sin entrar a formar parte del proceso productivo. El director de ValorCarne.com, Miguel Gorelik, detalla una herramienta en la que se puede obtener un 8% de interés a un capital que se ajusta según el precio del novillo en el Mercado de Liniers.

Periodista: ¿Qué instrumentos existen para invertir en ganadería sin necesariamente estar en el negocio?

Miguel Gorelik: Sorprendentemente, hay muy pocos instrumentos para quienes quieren invertir en ganadería y que no impliquen la necesidad de comprar efectivamente los animales y ponerlos a producir, con todos los riesgos y costos que eso entraña. Uno de los pocos que se conocen es el que lanzó recientemente Praderas Argentinas que consiste en invertir pesos cuyo capital se ajusta en función de la evolución del precio del novillo en el Mercado de Liniers y, sobre ese capital ajustado, se paga un interés del 8% anual, tasa no desdeñable hoy en el mundo. Esta alternativa es útil para un inversor de fuera del sector como para un ganadero que no tiene campo para agrandar sus existencias o que no quiere pagar los actuales precios de las vacas o de la invernada.

P.: ¿Qué rendimientos se pueden obtener?

M.G.: Es muy difícil de precisar. Todo depende del escenario que cada uno tenga acerca de lo que hará el próximo Gobierno, especialmente en materia cambiaria y de política de carnes. En cualquier caso, parece difícil que se mantengan los actuales lineamientos, quien quiera que gane las elecciones. En este caso, hay que esperar que el precio del novillo supere la evolución de indicadores tales como la inflación y la devaluación, dada la escasez de inventarios bovinos, siendo la categoría novillos la que más ha caído en siete años, y el muy buen estado del comercio internacional. Considero que este instrumento es superior a un papel dolarizado, ya que además de estar influido por el tipo de cambio comercial, pesa actualmente un derecho de exportación del 15% que tendrá que modificarse.

P.: ¿Cuáles son los riesgos de esta inversión?

M.G.: El mayor riesgo que preveo es que el próximo Gobierno dé señales nítidas de que no va a introducir cambios positivos en la política económica, empujando a la ganadería a una nueva fase de liquidación. Claramente, creo que este escenario es muy improbable.

P.: ¿Cuál es el monto mínimo para ingresar y los requisitos?

M.G.: El mínimo es el equivalente a 10.000 kilos de novillo (unos $ 175.000 de hoy). El único requisito es firmar los documentos respectivos e integrar la inversión al mismo tiempo.

P.: ¿En cuánto tiempo se obtiene algún beneficio y cuál es el plazo mínimo (o promedio) que hay que dejar el dinero invertido?

M. G.: A los 365 días de la operación se puede retirar la totalidad del capital ajustado por la evolución del precio del novillo en Liniers con más el 8% de interés o pactar con Praderas Argentinas su prórroga.

Temas en esta nota