Productor no está en condiciones de "saltearse" la campaña

Es una realidad que el productor no está en condiciones de "saltearse" la campaña y dejar de sembrar. Esto sucede porque hay costos fijos, y si no siembra se comería el capital operativo.

Por |
Fuente: Margenes Agropecuarios

Fuente: Margenes Agropecuarios

18deSeptiembrede2015a las12:26

El cuadro adjunto muestra la proyección de resultados para la zona Sur de Córdoba sobre la base de los precios estimados a cosecha 2016, para girasol, maíz, soja, y trigo. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio y bajo la forma de arrendamiento en campos de terceros.

Tal como surge del cuadro, las proyecciones de resultados de todos los cultivos muestran quebranto. Es una realidad que el productor no está en condiciones de "saltearse" la campaña y dejar de sembrar. Esto sucede porque hay costos fijos, y si no siembra se comería el capital operativo. Para los arrendadores la situación es compleja, ya que aún quedan campos sin arrendar. Creció la cantidad de campos que se arrendarán a porcentaje, sin adelantos a cuenta de la cosecha, lo cual agrava la situación de arrendadores que necesitan cubrir costos fijos, y que antes cobraban por adelantado.

"Rinde de indiferencia"

Para quien siembra en campo propio o en campo arrendado, el "rinde indiferencia" es la producción de grano en kilos o quintales por hectárea que se necesitan para cubrir la totalidad de los costos, directos e indirectos (o fijos).

Campo propio

Para siembras en campo propio los rindes de indiferencia para los precios y costos que se muestran en el cuadro están del orden de

  • 60 qq/ha en trigo
  • 25 qq/ha en soja de 2ª
  • 114 qq/ha en maíz
  • 27 qq/ha en girasol
  • 36 qq/ha en soja de 1ª

Campo arrendado

En campo arrendado, en tanto, los rindes de indiferencia proyectados son de

  • 60 qq/ha en trigo
  • 25 qq/ha en soja de 2ª
  • 102 qq/ha en maíz
  • 24 qq/ha en girasol
  • 33 qq/ha en soja de 1ª

Ecuación del agro no es viable

El maíz requiere una elevada inversión y tiene rindes de indiferencia muy elevados. En vista de las restricciones financieras, el área de maíz caerá fuerte. Los productores que necesitan integrar al maíz en la producción ganadera, como grano o silaje son los que encararán su siembra.

Frente a las alternativas de siembra de girasol o soja de primera, la mayoría elegirá la soja de 1ª, en vista de que si bien los rindes de indiferencia son altos, con lluvias adecuadas es posible alcanzarlos, y hay pronósticos de año Niño, que traerá lluvias superiores al promedio.

La ecuación actual del agro no es viable, y es más grave en las zonas más alejadas de los puertos. En un contexto de precios internacionales bajos, la producción no puede sostener la enorme carga impositiva de las retenciones, que son en la práctica un monumental impuesto al ingreso bruto con el nombre de derechos de exportación, y que originan la ecuación de quebranto actual y proyectada. 

Solución: eliminación de retenciones

La solución del agro pasa por la eliminación de las retenciones al trigo, al maíz y al girasol, y por una baja en las alícuotas de soja. Los cupos a las exportaciones funcionan como un doble recorte a los precios del trigo y el maíz, al generar saldos excedentes que no pueden ser consumidos por el mercado interno. La liberación de los cupos agilizará el ingreso de divisas y será el primer paso para aliviar la delicada situación financiera del sector.

Temas en esta nota