Granos: bajo una serie de factores negativos todo es quebranto

Una serie de factores determinan que la línea del cuadro que indica el resultado neto proyectado muestre quebranto para todos los cultivos en todos los rangos de rinde.

Por |
Fuente: Márgenes Agropecuarios

Fuente: Márgenes Agropecuarios

26deSeptiembrede2015a las05:10

Se muestra la proyección de resultados para el Norte de Buenos Aires y Sur de Santa Fe, sobre la base de los precios proyectados a cosecha 2016 para trigo y granos gruesos. Se presentan cifras para administración en campo propio y bajo la forma de arrendamiento.

Una serie de factores determinan que la línea del cuadro que indica el resultado neto proyectado muestre quebranto para todos los cultivos en todos los rangos de rinde. Todo es quebranto.

El avance de la cosecha en EE.UU. muestra buenos rindes en un contexto de stocks mundiales holgados para los granos, lo cual consolida un escenario bajista. 

Los bajos precios internacionales se ajustan a la baja para el productor local ante el recorte de las retenciones con tasas del 35% sobre el precio FOB en soja, 23% en trigo y 20% en maíz. Los precios disponibles del trigo y el maíz cargan con otro ajuste derivado de la política vigente de cupos a la exportación, que genera saldos excedentes de estos cereales que no pueden ser consumidos ni procesados en el mercado interno. La demanda interna deja de competir con la exportación, y ambos compran el grano a precios que están muy por debajo del FAS teórico, y a cuentagotas.

La ecuación de quebranto se termina de configurar con un tipo de cambio muy rezagado y costos altísimos en dólares en términos históricos para laboreos, cosecha, fletes, servicios, gastos indirectos, además de una altísima presión impositiva.

Rindes de indiferencia

Campo propio

Para siembras en campo propio por administración, los rindes de indiferencia necesarios para cubrir el total de costos son de:

  • 54 qq/ha en trigo
  • 27 qq/ha en soja de 2ª sembrada sobre trigo
  • 109 qq/ha en maíz
  • 42 qq/ha en soja de 1ª

Campo arrendado

En campo arrendado el rinde de indiferencia para cubrir costos totales es de:

  • 51 qq/ha en trigo
  • 26 qq/ha en soja de 2ª
  • 100 qq/ha en maíz
  • 41 qq/ha en soja de 1ª

Difíciles de lograr como promedio zonal

Es poco lo que puede hacer el productor para bajar costos, como sembrar con semilla propia en soja, vender con flete directo a puerto, cosechar en lo posible sin humedad excedente en el grano, negociar la tarifa de trilla. Con estos ajustes podría generar ahorros del orden de 2 qq/ha soja, con lo cual el rinde de indiferencia bajaría a 40 qq/ha en campo propio o 39 qq/ha en campo arrendado (para los precios y costos que se muestran en el cuadro). Se trata de rindes de indiferencia (para salir hecho) que siguen siendo difíciles de lograr como promedio zonal en años normales.

El pronóstico de una campaña signada por el evento del Niño, que traerá precipitaciones superiores al promedio, seguramente ayudará a la evolución de los cultivos; pero el clima no hace milagros. Los factores locales, como los derechos de exportación y los cupos de exportación deben ser eliminados para que el agro -no sólo los cultivos- logren salir del quebranto y conseguir que la agricultura vuelva a ser viable y sustentable.

Temas en esta nota