El Fondo Sojero lleva malas noticias a las provincias del norte

El Fondo Sojero creado por decreto en 2009 para coparticipar el 30% de los ingresos por retenciones a la oleaginosa volverá a darles malas noticias a gobernadores e intendentes.

Por
La menor recaudación de retenciones le quitará unos u$s 32 millones a provincias y municipios, por la retracción del Fondo Sojero.

La menor recaudación de retenciones le quitará unos u$s 32 millones a provincias y municipios, por la retracción del Fondo Sojero.

30deSeptiembrede2015a las13:37

En un año en el que cada peso contará, el Fondo Federal Solidario (Fondo Sojero) creado por decreto en 2009 para coparticipar el 30% de los ingresos por retenciones a la soja volverá a darles malas noticias a gobernadores e intendentes. El monto de esa transferencia automática volverá a caer en términos reales, después de que en el acumulado de los primeros 8 meses de 2015 sólo aumentara 10,7% en pesos, según el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf).

La cosecha de soja del próximo año caerá, según estimaciones de la Sociedad Rural Argentina (SRA) en unos 4 millones de toneladas. A eso debe sumarse el impacto de los precios que, si bien no tendrán la dimensión del último año, mantendrán la tendencia negativa. Por todo esto, desde la consultora Abeceb, que comanda Dante Sica, prevén que la menor recaudación de retenciones le quitará unos u$s 32 millones a provincias y municipios, por la retracción del Fondo Sojero, que de todas formas distribuirá casi u$s 1750 millones.

Provincias del norte, las más afectadas

El impacto real sobre las economías provinciales está dado por el volumen que reciben según la coparticipación que les corresponde y su propia base recaudatoria. Esto hace que las provincias del norte del país sean las más afectadas. El caso de Formosa es el más extremo, porque sus ingresos por el Fondo Sojero equivalen al 55% de su recaudación propia por impuestos. Le sigue La Rioja, donde el Fondo Sojero es equivalente al 47,2% de su recaudación propia, seguida por Catamarca (36,3%); Santiago del Estero (33,8%); Jujuy (27,8%); Corrientes (26,4%) y Chaco (23,5%). En el resto de las provincias, ese guarismo cae por debajo del 20%, siendo Buenos Aires y la Capital Federal las menos afectadas, con el 3% y el 0,6% respectivamente, siempre según datos de Iaraf.

La caída de los ingresos por el Fondo Sojero no será inocua para la gran mayoría de las jurisdicciones. Para Dante Sica, en 2016 "las provincias van a tener que tocar el gasto, aumentar tarifas y recortar el déficit" en un contexto de reacomodamiento de las expectativas y con un PBI que no repuntará en lo inmediato. Adicionalmente, pese a que por la misma norma de creación del Fondo Sojero sus ingresos deben ser utilizados para obras, las provincias que están más complicadas financieramente los destinan a otras necesidades, agregó Sica.

A nivel nacional, la menor recaudación por retenciones también tendrá un fuerte impacto. Desde la SRA estiman que entre todos los granos (incluyendo trigo, maíz y girasol entre otros) ingresarán por retenciones unos u$s 1200 millones menos.

US$ 88.000 millones en retenciones desde 2002

Según los cálculos del Instituto de Estudios Económicos la Sociedad Rural Argentina (SRA) desde que las retenciones fueron reinstaladas en la Argentina y hasta que termine el mandato de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el Gobierno habrá recaudado u$s 88.000 millones por derechos de exportación a los granos.

El monto total de lo ingresado por retenciones en 14 campañas equivale a cerca del 60% del total de la deuda externa nacional, que asciende a u$s 149.458 millones. La suma de esos ingresos, además, supera en 22% al total de los dólares captados por exportaciones durante todo el año pasado por parte de la Argentina.

El principal aporte por retenciones vino por cuenta de la soja, cuya producción no paró de crecer hasta el récord de 60 millones de toneladas, y cuyos precios vivieron años de gloria, como en 2012, cuando llegó a superar los u$s 600 por tonelada, contra los actuales u$s 322, en la plaza de Chicago.

Temas en esta nota

Seguí leyendo