Brasil: estiman una caída del 13,5% en la importación de trigo

Las importaciones de trigo en Brasil declinarían un 13,5% en esta temporada. Entre las causas se encuentra una mayor producción domestica y una menor demanda interna.

Por
La devaluación del real agrega un nuevo factor a la desaceleración.

La devaluación del real agrega un nuevo factor a la desaceleración.

01deOctubrede2015a las12:39

Los industriales nucleados en la federación molinera del Brasil, Abitrigo, estiman ahora que las importaciones de trigo a ese país declinarán un 13,5% en esta temporada, a alrededor de los 5 millones de toneladas, reflejando una mejor producción doméstica y una menor demanda interna. Brasil es uno de los principales importadores de trigo del mundo; en la campaña anterior adquirió 5,78 millones de toneladas, de acuerdo con los datos de Abitrigo, especialmente de la Argentina.

A pesar de algunas incertidumbres en la actual campaña de trigo en Brasil, con algunas lluvias sobre regiones productoras del sur, se espera que la cosecha sea mayor a la de la campaña 2014/15. Según la última estimación de Conab el volumen del cereal 2015/16 del vecino país sería de 7 millones de toneladas, lo que representa un millón de toneladas más respecto el año anterior.

Argentina, principal proveedor

 

Las importaciones acumuladas en este ciclo, hasta el final de agosto, totalizaron 3,3 millones de toneladas, un 20% menos que las materializadas en idéntico período de 2014. La Argentina contabilizo importaciones por 2,7 millones de toneladas en ese período, seguida por los Estados Unidos, que vendieron 300 mil toneladas.

La reciente devaluación del real agrega un nuevo factor a la desaceleración de las importaciones de ese país, al haberse encarecido notablemente el precio local de ellas. 

La federación molinera anticipa una caída del 3% en el consumo local, indicando que esta industria se encuentra atravesando la peor recesión de los últimos 25 años. Además, los molineros vienen aumentando el precio de venta de la harina por el encarecimiento de los costos de producción, situación que también desalienta el consumo.

Fuente: Ambito Financiero (Autor: Ricardo Baccarin), Globo Rural

Temas en esta nota