Un foro empapado de política

La cuarta edición del Foro Nacional de Agronegocios estuvo alineada a la coyuntura y un referente de cada movimiento político expuso las principales propuestas y medidas a aplicar en caso de ganar las elecciones presidenciales de fin de mes.

Por |
Luis Contigiani, por Alianza Progresista.

Luis Contigiani, por Alianza Progresista.

05deOctubrede2015a las18:20

A fines de la semana pasada se llevó a cabo una nueva edición del Foro Nacional de Agronegocios organizado por LIDE Argentina en el Hotel Alvear Art de la ciudad de Buenos Aires.

En esta oportunidad, el eje central de las disertaciones fue la política que, como bien lo definió Gustavo Grobocopatel, Presidente de LIDE Agronegocios, “empapó la jornada de inicio a fin”.

La agenda estuvo conformada por cuatro paneles con los referentes del agro de los principales espacios políticos con mayores posibilidades de ganar las elecciones presidenciales a realizarse el 25 de octubre. Uno por uno expuso sus propuestas a fin de conocer los posibles “Agroescenarios” a los que se enfrentará el sector.

4 políticos, 4 paneles

Luis Contigiani

El Secretario de Agricultura de la Provincia de Santa Fe, representando a la Alianza Progresista, abrió su exposición haciendo hincapié en el sector agropecuario como motor del desarrollo del país. En este sentido, Contigiani manifestó: “El campo, la agroindustria y los agronegocios son una gran oportunidad para trasformar la Argentina”.

De acuerdo a los dichos del representante de Margarita Stolbizer, “estamos frente a un nuevo patrón productivo mundial definido por la intersección de tres grandes ejes”:

  • Una fase expansiva
  • Una revolución tecnológica sin precedentes
  • Un cambio dietario a nivel global

Producto de este rol protagónico del sector, Contigiani propuso instalar a los agronegocios como una plataforma del desarrollo argentino organizando de manera armónica la energía, la logística, los recursos fiscales, la política macroeconómica, las políticas tecnológicas y científicas para transformar lo rural en una gran fábrica de alimentos, de energía y de proteínas.

¿Cómo? Se preguntaban los presentes y el Secretario de Agricultura de la Provincia de Santa Fe fue contundente: “Hay que aumentar la productividad, el mundo va a necesitar alimentos, nos va a necesitar. Y para eso hay que eliminar los roes, sacar todas las trabas”.

“Estamos ante una oportunidad histórica para que desde la política podamos convertir a los agronegocios en un modelo de desarrollo que pueda transformar al país y así ganemos todos”, concluyó Contigiani.

Ricardo Negri

El segundo panel estuvo en manos del Coordinador Agroindustrial de Fundación Pensar de Alianza Cambiemos, quien se encargó de ratificar lo que Mauricio Macri ya afirmó: “Bajar las retenciones implica mejorar el sistema de recaudación”, sostuvo, y agregó: “Al sacarlas se va a generar una mejor distribución de los ingresos entre los actores agrícolas de todas las provincias”.

Asimismo, y enfatizando en la sustentabilidad ambiental como eje central de sus propuestas, Ricardo Negri destacó el protagonismo del sector agropecuario como motor de desarrollo del país y la necesidad de insertarlo en el mundo, “con reglas de juego claras y el consecuente fortalecimiento de las instituciones”, explicó.

“Esta es la forma en que creemos que tiene que funcionar el Estado, de manera inteligente, dialogando e interactuando”, finalizó.

Gilberto Alegre

A su término tuvo la palabra, el Diputado Nacional de Unidos por una Nueva Alternativa, quien inició su exposición expresando que es productor agropecuario y, por lo tanto, “estoy fundido”.

En este sentido manifestó: “Desde UNA plantemos un modelo de país que sea líder en producción mundial de alimentos. Hoy lo somos, pero podemos mucho más”, sostuvo al momento que agregaba: “Estamos algo complicados porque hoy somos líderes pero lo sostenemos gracias al esfuerzo de muchísimos productores de lo largo y ancho del país”.

Al igual que sus antecesores, Gilberto Alegre coincidió en que la agroindustria es el motor indispensable para sostener un desarrollo sostenible y sustentable del país. Pero para poder lograrlo, enfatizó en la necesidad de eliminar las retenciones. En palabras del Diputado Nacional: “Si no avanzamos rápidamente en sacar las retenciones al maíz la producción no nos va a alcanzar para sostener la cadena alimentaria. Hoy con estos costos y frente a esta realidad, el productor no está sembrando maíz”.

Y agregó: “Los problemas que se están planteando son tan urgentes que no podemos esperar tanto tiempo para pensar cómo resolver estas cuestiones. No podemos tener dudas: hay que eliminar los roes y las retenciones. Tenemos que plantearnos un modelo de Argentina completamente distinta”.

Por otro lado, y desde el punto de vista del financiamiento, el representante de Sergio Massa explicó: “Estamos proponiendo que se genere un crédito a valor producto a través del Banco Nación para que el Estado sea socio de los productores. El sistema financiero argentino no es inteligente no responde a los intereses del campo”.

Para cerrar su exposición, Alegre fue categórico: “El sector agroindustrial será el motor del desarrollo del país siempre y cuando se le saque el pie de la cabeza a los productores”.

Julián Domínguez

Por último, llegó el turno del representante del Frente Para la Victoria, quien comenzó su exposición expresando: “Somos circunstanciales servidores públicos. Me hago cargo de todos los errores que ha cometido el Gobierno, pero vamos a poder romper la barrera del atraso cuando podamos poner en positivo las cosas que nos han pasado”.

Contra a todas las expectativas o no, Julián Domínguez planteó la quita transitoria de las percepciones al trigo y al maíz para garantizar el cuidado del suelo. En palabras del Presidente de la Cámara de Diputados: “Creo que el tema de retenciones al maíz hay que resolverlo de manera urgente porque hay que sembrar más. Pero no con la mirada puesta en la cantidad de superficie per se, sino por el cuidado que tiene que garantizar el Estado a uno de los principales capitales del país, el suelo”.

“Hay que reconocer que el sector agroalimentario ha hecho una contribución solidaria a la Argentina”, admitió Domínguez, y agregó: “Ha permitido que no nos desintegremos como Nación, y que seamos el país más igualitario de América Latina. En pocas palabras, el sector agropecuario ha sido el sector que más ha contribuido de manera solidaria”, concluyó.

Cuatro referentes del mundo de la política empaparon al IV Foro Nacional de Agronegocios de propuestas y medidas que permitieron relacionar el ámbito público con el privado.

Temas en esta nota