Situación de las islas ante la crecida extraordinaria del río Paraná

Es de público conocimiento la afectación de la llanura de inundación del río Paraná y sus islas por la creciente extraordinaria de las aguas. Ingenieros del INTA realizaron un análisis para determinar el impacto de las crecidas en los lugareños.

Por
Situación de las islas ante la crecida extraordinaria del río Paraná
04deFebrerode2016a las14:52

En gran medida el pico registrado recientemente en los puertos de las ciudades ribereñas del Paraná medio y cabecera del Delta, son originados por las excesivas precipitaciones ocurridas en el alto Paraná (en territorio brasilero), provincia de Misiones, Corrientes, Formosa y los territorios de Paraguay y Uruguay.

Este marco climático era probable de acuerdo a la información provista semanalmente por el Instituto Nacional del Agua (INA), donde anticipaba una primavera y comienzo de verano lluvioso (precipitaciones mayores a los normal) en la región mencionada.

Específicamente en el territorio insular del Departamento Diamante desde comienzo del mes de diciembre de 2015 comenzaron los movimientos de hacienda en islas bajas, situadas al sur del departamento, haciéndose intensa la actividad luego de terminada la vacunación contra aftosa a mediados del mes, con valores del río en alza sostenida, mientras las lluvias en Iguazú no cesaban y el puerto de dicha localidad se mantenía por encima de los 25 metros.

De acuerdo con información suministrada por la oficina de Abigeato en el paraje La Azotea, el movimiento de hacienda fue álgido hasta la primera semana de enero, mientras las aguas continuaban en ascenso hasta el día 9, cuya marca fue de 6.33 en el hidrómetro local, complicando las instalaciones para la descarga de ganado por el ingreso del agua (figura 1).


El nivel de alerta es de 5.30, mientras que la evacuación está establecida a los 5.70 metros, niveles acordados para poblaciones ribereñas. Desde el punto de vista ganadero, son muy diferentes los valores de ingreso de agua a las islas, debido a las diferencias altimétricas que existen entre y dentro de las islas. No obstante con valores cercanos a 5.1 metros los albardones más altos comienzan a estar comprometidos, pudiendo afirmar que no queda superficie sin agua con los niveles actuales del río (puerto Diamante = 6.14, figura 2).


Logística

Las barcazas locales fueron 3, de los cuales una, con una capacidad de 110 animales pesados, atendieron las necesidades del sector norte del departamento, mientras que en el sur se sumó una barcaza de Victoria y otra de la vecina localidad santafecina de Puerto Gaboto (figura 3). El costo del trabajo de evacuación ronda los 1500 o 1700 pesos por hora, y en algunos casos también se cobra por distancia (según la fuente consultada).


La oficina de Fundación para la Lucha Contra la Fiebre Aftosa (FUCOFA) local, aportó información de la hacienda vacunada, que con la importante creciente, el número de cabezas movilizadas a tierra firme coincidiría, debido a que “es imposible aguantar” con el panorama presente y futuro. El total del rodeo asciende a 47709 cabezas.

Por otro lado, productores que fueron consultados, que poseen islas en el sur del departamento, sobre el cauce principal del río, manifestaron que hubo pérdidas de hacienda, pero que por el momento no pueden cuantificarse. También observan un efecto de retención del agua por parte del viaducto Rosario – Victoria porque lentifica el escurrimiento del agua, debido a que funciona como dique agudizando los problemas.

También en el sur, pero en islas cercanas a la costa entrerriana, fuentes consultadas manifestaron, que en este evento hubo muerte, pero mucho menos que en el 2007, aunque algunos productores movilizaron el rodeo en condiciones de cansancio y stress. Otra mejora zonal, es el acceso a Las Cuevas, debido a la pavimentación, permitiendo el tránsito ordenado de camiones. A diferencia de otras inundaciones tampoco se observa hacienda en los caminos de campo. Otro factor que aminoró los problemas fue que coyunturalmente, se vendió hacienda a buen precio.

Un poco de historia

La creciente extraordinaria de 1982-83, situó al mes de enero en el puerto de Diamante en valores de 6.51 metros.

En 1998, otro evento considerable, en dicho mes la altura se ubicó en 5.60.

En el año 2010, el río presento niveles altos para el verano, registrando en enero 5.63.

Los valores alcanzados recientemente, (9 de enero, puerto Diamante= 6.33) superaron los valores de enero de 1998 y 2010, pero no alcanzó al evento de 1982. El nivel medio de enero de los últimos 25 años para dicha localidad es de 3.47, siendo la diferencia con el reciente pico de 2.86 metros.

Pronostico de corto y mediano plazo

El informe realizado por el INA correspondiente a mediados de enero, pronostica alturas medias para los meses de enero y febrero de 6.31 y 6.21, respectivamente en el puerto diamantino. La extensión de las aguas altas por el resto del verano, será por el efecto de las precipitaciones en la gran cuenca del río de la Plata.

Especialistas de varias disciplinas manifiestan que estas son consecuencias del cambio climático y que posiblemente en un futuro próximo, estos fenómenos aumenten la recurrencia. Los humedales fluviales del Paraná poseen una estructura física y biótica donde la dinámica del agua es de fundamental importancia para su persistencia y sostenibilidad.

 

-----------------------------------------------------------------------------------
Mantenete actualizado las 24 hs con toda nuestra información en:

Facebook: fyo.online
Twitter: @fyo_online
Youtube: Videos fyo
Instagram: fyo.online
Google plus: +fyo_online
Sitio web: www.fyo.com

Temas en esta nota

Seguí leyendo