Fuerte interés en el maíz y la soja vieja en plaza local

Con un mercado internacional bastante chato, los valores locales siguieron más bien el ritmo del tipo de cambio y las necesidades de los compradores locales.

Por |
Por el lado de la soja, la demanda sigue activa, y las alzas en maíz también traccionan un poco a la oleaginosa.

Por el lado de la soja, la demanda sigue activa, y las alzas en maíz también traccionan un poco a la oleaginosa.

08deFebrerode2016a las08:54

Con un mercado internacional bastante chato, los valores locales siguieron más bien el ritmo del tipo de cambio y las necesidades de los compradores locales, con fábricas muy activas por soja disponible y maíz nuevo. Si bien en el mundo los altos stocks hicieron bajar los precios un escalón respecto del año pasado, este factor estaría ya descontado, y con una posición neta de fondos vendida, continuar a la baja requeriría nuevos elementos negativos. Sin embargo, en lo que hace al maíz se viene observando con preocupación el impacto de la sequía en el sur de África, con las proyecciones para Sudáfrica a la cabeza, pero agregando ahora a otros países como Zimbabue. De todas formas, esta región es de importancia menor para el mercado de maíz. El grueso de la producción, el consumo y la exportación están en EE.UU. Lo que ocurre es que este elemento tomó a los fondos muy vendidos, pero esto sería coyuntural. 

Por el lado de la soja, la demanda sigue activa, y las alzas en maíz también traccionan un poco a la oleaginosa. Además, seguimos viendo señales de demanda, con buen ritmo de exportaciones de EE.UU., y de compras en China. Adicionalmente, cuando ya parecía que el riesgo climático abandonaba a Sudamérica, la falta de lluvias sobre la franja este instaló dudas.

En lo que hace al trigo, la demanda está apareciendo por el lado de Egipto, pero se generaron muchas idas y vueltas con un nuevo requerimiento por parte de este importante comprador, de bajar la tolerancia a la presencia de hongos a cero por ciento, lo cual es muy difícil de asegurar, y ya causó rechazos de embarques desde Francia.

Vuelta al mercado local

Volviendo al mercado local, los precios disponibles en pesos estuvieron apuntalados por una devaluación del peso. Pero además la necesidad de las industrias por materia prima para moler llevó a que se pagaran premios superiores a los u$s 20 por tonelada respecto de la soja nueva. El problema es que si bien durante febrero la necesidad podría continuar, cuando arribe mercadería de la campaña nueva, el premio debería desaparecer. 

En cuanto a la soja de campaña nueva, algunos condimentos alcistas externos generaron un pico, pero la maduración de éstos podría llevar tiempo, y la presión de ventas que esperamos para la campaña nueva en soja por cuestiones financieras podría jugar en contra. El grueso del sector financió los insumos en pesos a cosecha nueva. Los vencimientos se pautaron en mayo o junio. Dado que las ventas de soja nueva son muy bajas, lo más probable es que se deba vender fuertemente en el mercado disponible. Eso haría que los valores locales bajaran por la presión vendedora. Es importante anticiparse a esto vendiendo antes, o bien buscar la forma de refinanciar esos compromisos. 

En lo que hace al maíz el acumulado de ROE Verde de campaña nueva sigue subiendo, y las compras de exportadores vienen retrasadas. Esto pasa porque los intermediarios internacionales se encuentran con buena demanda por la situación de Sudáfrica, al tiempo que la disponibilidad de maíz viejo en la Argentina es importante, y se espera una cosecha, si bien menor, que generará un saldo exportable interesante. Con todo esto el mercado se ha puesto muy dinámico. No obstante el buen momento del maíz podría no ser duradero. Una vez que volvamos a concentrarnos en EE.UU., con intenciones de siembra en alza, podríamos ver un ajuste negativo.

A la espera del mercado triguero

El otro mercado que venimos esperando es el de trigo. Localmente la eliminación de derechos de exportación encontró a los exportadores muy comprados, e inicialmente estuvieron muy tranquilos en el mercado. Luego se enfocaron en operaciones con compradores no tradicionales que toman maíz de menor calidad pero con precios muy bajos. Sin embargo, Brasil sigue con compras lentas. La cuestión aquí es seguir esperando ya que la posición comprada de la exportación estaría ya revirtiéndose, y cuando entre Brasil deberán salir a conseguir la mercadería ofreciendo precios más competitivos

(*) Profesor e investigador del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral.

-----------------------------------------------------------------------------------
Mantenete actualizado las 24 hs con toda nuestra información en:

Facebook: fyo.online
Twitter: 
@fyo_online
Youtube:
 Videos fyo
Instagram: 
fyo.online
Google plus: 
+fyo_online
Sitio web: 
www.fyo.com

Temas en esta nota

Seguí leyendo