Mercado local de granos, siguiendo al tipo de cambio

En la plaza local el tipo de cambio que venía muy firme en las últimas tres semanas, se volvió un tema de charla cotidiana, amenazando con espiralizar la suba.

Por |
Fuente: Bolsa de Comercio de Rosario.

Fuente: Bolsa de Comercio de Rosario.

07deMarzode2016a las07:21

La semana arrancó con los granos en niveles mínimos de contrato, y en los primeros días fueron respetándolos, con pocas variaciones, hasta que sobre el final llegaron alzas. Éstas estuvieron relacionadas con expectativa de aumento de demanda por parte de China y problemas climáticos con el trigo de EE.UU.

En efecto China estima que su demanda de soja subirá un 6% este año, y con guarismos ya muy elevados, terminó justificando una mejora de precios. Cierto es que gran parte de la reacción se debe a que los fondos especulativos sostienen una posición vendida, y que son proclives a tomar ganancias. 

Cultivos

En el caso del trigo, se están desarrollando las variedades de invierno en EE.UU., y como las lluvias vienen esquivas, se teme que pueda haber problemas de rendimiento. Por lo pronto, no hay alarmas importantes de sequía, ya que la humedad de inicio era elevada, pero la calidad de cultivos de algunas regiones ya está sufriendo. 

No se observaron novedades de peso en maíz, pero con la soja subiendo fuerte el viernes, y el trigo más firme, el maíz acompañó con leves subas por simpatía.

Siguiendo al tipo de cambio

Localmente el tipo de cambio que venía muy firme en las últimas tres semanas, se volvió un tema de charla cotidiana, amenazando con espiralizar la suba. Frente a esto, el Banco Central primero comenzó vendiendo fuertes sumas de dólares, para finalmente subir las tasas pagadas de Lebac a tal punto que se le quitó atractivo a inmovilizar pesos en dólares, pasando de esta forma la liquidez a este instrumento financiero. La baja del tipo de cambio llevó asociado un debilitamiento de los precios medidos en pesos, mientras que, como se comentó antes, éstos venían bajando en el mercado externo.

Precios

El otro tema digno de atención es la cercanía de la cosecha de maíz y soja. En lo que hace a maíz, la situación no sería grave, ya que el grueso de los cultivos este año son de siembra tardía, y comenzarán a llegar al mercado recién a partir de julio. En el corto plazo los barcos van llegando para llevarse el maíz de cosecha vieja vendido para marzo, el cual es complementado por la producción de fecha tradicional. Donde sí se espera mayor presión de oferta es cuando llegue la otra parte, y es por eso que hay un descuento de más de 5 u$s/t para maíz con entrega julio. 

En soja se espera un pico de venta fuerte para cubrir el financiamiento tomado el año pasado. Recordemos que previendo una devaluación, y también por la situación complicada financiera y económicamente del productor durante 2015, los pagos se refinanciaron en gran parte para la cosecha nueva, en pesos a tasa fija. Ahora que la devaluación se produjo, cuando llegue el momento de cubrir las ventas, el negocio parecerá redondo al comparar el precio vigente al momento de tomar el endeudamiento (2.300 $/t) y el actual (3.600 $/t). 

A pesar de que vendiendo noviembre en vez del disponible ya se podría obtener un diferencial importante, y de hecho parte de la baja de precios que tenemos en el presente se deba a la propia presión vendedora que se anticipa, desde el punto de vista antes mencionado, vender parecerá una buena idea. 

Finalmente en el mercado de trigo seguimos sin tener movimiento de precios significativos. Sin embargo, se dieron algunos registros adicionales de exportaciones. El problema es que las ventas siguen siendo con cuentagotas y paulatinas. Esperemos que cuando Brasil se ponga más agresivo los precios mejoren.

(*) Profesor Investigador del Centro de Agronegocios de la Universidad Austral

Temas en esta nota

Seguí leyendo