Tambos: siete consejos en épocas de inundaciones

Es muy importante optimizar las estrategias de manejo relacionadas con higiene y prevención en todas las categorías de animales del tambo.

Por
Recomendaciones para productores en épocas de inundaciones.

Recomendaciones para productores en épocas de inundaciones.

25deAbrilde2016a las11:15

Ante la emergencia hídrica detectada en varias zonas del país, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), a través de su Programa de Tambos y Producción Primaria de leche, brinda algunas recomendaciones para los productores tamberos.

La presencia de zonas anegadas, barro acumulado y charcos, provocan en los tambos cambios de ambiente en los corrales y en las salas de ordeño. La ausencia de zonas secas favorece las infecciones mamarias, los trastornos podales y los problemas respiratorios, especialmente en las categorías jóvenes. Por tanto, el sistema inmune de las vacas se deprime, aumenta el estrés y proliferan microorganismos llamados patógenos ambientales.

Estrategias de manejo

En este sentido, es muy importante optimizar las estrategias de manejo relacionadas con higiene y prevención en todas las categorías de animales del tambo.

Además, hay que tener en cuenta que los sistemas de producción intensivos provocan un medio ambiente adverso que requiere cuidados adicionales de los productores y tamberos tales como: adecuación en los corrales y patios de espera, salas de ordeñe apropiadas y limpieza de los utensilios.

Recomendaciones del Senasa

Por lo anteriormente mencionado el  Senasa recomienda:

  • Proteger a las categorías jóvenes (terneras y recría), adecuando pautas de manejo (provisión de alimentos, temperatura de la leche, higiene de los utensilios) y del ambiente (proteger del viento, evitar charcos).
  • Adecuar la inmunoprofilaxis /vacunas (rotacolli, complejo respiratorio, clostridiales, desinfección de ombligos) y antiparasitarios al manejo sanitario sugerido por el médico veterinario actuante.
  • Mantener a la cría-recría con protección vacunal y una estrategia antiparasitaria apropiada a la zona. En éstas categorías fortalecer la inmunidad es invertir para el futuro.
  • Optimizar la higiene preordeñe (pre-dipping) y post ordeñe (selladores de barrera) utilizando productos eficaces y aprobados por el Senasa. Ordeñar siempre ubres bien estimuladas, limpias y secas.
  • Adecuar la rutina de ordeñe para evitar que las vacas se echen en corrales contaminados o  con barro durante la primera hora posterior al ordeñe.
  • Preservar la higiene en los corrales de parición. Durante las primeras seis horas de vida, el calostrado es fundamental para la posterior sanidad del ternero.
  • Promover reuniones entre el personal del campo, los tamberos y los responsables de la crianza artificial,  incluyendo siempre la participación proactiva del veterinario a cargo para concientizar y adecuar el manejo protegido e higiénico del rodeo lechero en un ambiente con clima hostil.

Frente a la emergencia hídrica que atraviesan algunas provincias de la Argentina, los productores tamberos deberán saber que bajan los rendimientos de pasturas,  la condición corporal de las vacas con disminución del porcentaje  de preñez y la calidad de las materias primas. Por tanto, el Senasa sugiere poner en práctica las recomendaciones mencionadas a efectos de mitigar las consecuencias, dado que la pérdida de condición sanitaria y productiva en los tambos requiere mucho tiempo y esfuerzo para su recuperación.

Temas en esta nota

Seguí leyendo