Clave: manejo de los granos durante la poscosecha

Técnicos del INTA Balcarce –Buenos Aires– recomiendan aireación y monitoreo permanente para evitar pérdidas.

Por
Almacenamiento: cómo minimizar las pérdidas.

Almacenamiento: cómo minimizar las pérdidas.

25deAbrilde2016a las12:47

El manejo de los granos durante la poscosecha será clave para asegurar la calidad e inocuidad. En este sentido, técnicos del INTA Balcarce –Buenos Aires– recomiendan aireación y monitoreo permanente para evitar pérdidas.

“La cosecha de grano húmedo implica afrontar gastos extras”, señaló Ricardo Bartosik –coordinador del proyecto de Poscosecha del INTA– quien, además, aseguró que el almacenamiento indebido puede resultar en pérdidas de calidad comercial debido al riesgo de la potencial aparición de micotoxinas.

“La humedad es la principal enemiga de una buena conservación”, aseguró Bartosik y explicó que “estas condiciones de almacenamiento causan una pérdida de calidad inminente, por lo que se recomienda hacerlo en casos extremos y por periodos de tiempo cortos hasta que pueda ser secado”.

Ver también: Claves para almacenar granos en situaciones adversas

Capacidad de secado

La recepción de la cosecha en los acopios estará determinada en gran medida por la capacidad de secado (especialmente en maíz), ya que las plantas pueden manejar una porción limitada de grano húmedo. Bartosik recomendó “coordinar con los acopios la recepción de granos con excesiva humedad para evitar demoras inesperadas en la descarga de los granos”.

En campañas como la actual se supera la capacidad de secado de los acopiadores, acondicionadores y  puertos, lo que repercute primero en aumentos de las tarifas de secado y finalmente en rechazos en la recepción de lotes por alta humedad. Para afinar los números, el INTA desarrolló una herramienta que permite calcular los costos de secado personalizados para cada tipo de operación.

Asimismo, en caso del almacenamiento en bolsas plásticas Bartosik  aseguró que se debe tener en cuenta que la humedad segura es la de comercialización y es importante considerarlo como una práctica estrictamente temporaria, especialmente con humedades de maíz por encima de 17 % y soja por encima de 14 %.

El almacenamiento indebido puede resultar en pérdidas de calidad comercial debido al riesgo de la potencial aparición de micotoxinas.

Fuente: INTA

Temas en esta nota

Seguí leyendo