Derrumbe para las exportaciones argentinas de proteínas animales

Una demanda externa con menor poder de compra combinada con un tipo de cambio real insuficiente provocaron un derrumbe.

Por
En cuanto cortes bovinos frescos argentinos, en el primer trimestre las exportaciones se ubicaron en 27.158 toneladas para descender un 20%.

En cuanto cortes bovinos frescos argentinos, en el primer trimestre las exportaciones se ubicaron en 27.158 toneladas para descender un 20%.

26deAbrilde2016a las09:04

Una demanda externa con menor poder de compra combinada con un tipo de cambio real insuficiente provocaron en el primer trimestre de 2016 un derrumbe –medido en volumen– de las exportaciones argentinas de la mayor parte de los productos agroindustriales.

Poco puede hacerse en lo que respecta al enfriamiento de la economía global. Pero en el ámbito interno está claro que, debido a la inflación inercial heredada de la gestión kirchnerista (37,3% según el IPC San Luis), la competitividad del sector exportador no está en su mejor momento.

En enero-marzo 2016 las exportaciones argentinas de leche en polvo fueron de 22.075 toneladas, una cifra 49% inferior a la del mismo período de 2015, según datos oficiales (Senasa). Las colocaciones con destino a Venezuela se derrumbaron en un 84% por la interrupción de las compras realizadas por el gobierno bolivariano (aunque a partir del presente mes de abril comenzarán a reactivarse progresivamente gracias a la renovación del acuerdo realizado con SanCor). Las ventas destinadas a Brasil –segundo mercado en importancia– cayeron 43%.

En el primer trimestre de este año además las ventas de quesos cayeron un 33% con respecto a enero-marzo de 2015. Las colocaciones enviadas al primer comprador, Rusia, descendieron en el período un 39%. Brasil y México –segundo y tercer cliente– compraron 3% y 90% menos. También descendieron los envíos realizados a Chile (-23%).

Además cayeron un 41% las exportaciones argentinas de lactosuero y proteínas lácticas. Las compras chinas y brasileñas (primeros dos clientes) descendieron 53% y 43% respectivamente.

En cuanto cortes bovinos frescos argentinos, en el primer trimestre se ubicaron en 27.158 toneladas para descender un 20% (en contraposición a un aumento registrado por las colocaciones brasileñas y uruguayas), mientras que las exportaciones de menudencias fueron de 27.340 toneladas (-4%) y las de cueros de 12.588 toneladas (-25%).

La carne aviar tampoco zafó de la actual coyuntura: en enero-marzo pasado se exportaron 21.795 toneladas (-39%) debido a que se dejaron de enviar cargamentos al gobierno venezolano en el marco de acuerdos bilaterales. Sin embargo, las colocaciones en Sudáfrica, Chile y Arabia Saudita –segundo, tercer y cuarto cliente en importancia– descendieron 55%, 68% y 75% respectivamente. Las mayores ventas realizadas a Rusia, China, Singapur, Angola, Omán, Perú y Cuba no lograron compensar la pérdida de mercado en los principales destinos. Las exportaciones de subproductos aviares cayeron 12%.

Temas en esta nota

Seguí leyendo