El contrato de trabajo a tiempo parcial

Si bien no es frecuente en la actividad rural el desempeño en tareas con horario inferior a la jornada completa, la situación podría ocurrir.

Por |
¿Bajo qué condiciones dentro del esquema reglado por la ley 26.727, es factible incorporar a un trabajador/a a tiempo parcial?

¿Bajo qué condiciones dentro del esquema reglado por la ley 26.727, es factible incorporar a un trabajador/a a tiempo parcial?

21deMayode2016a las10:49

Es importante tener presente el trabajo a tiempo parcial no es una modalidad o “tipo” contractual específica que responde a una necesidad propia de la explotación rural –como lo son las de trabajo permanente, temporario y permanente discontinuo, previstas en los Art. 16, 17 y 18 de la ley 26.727- sino que es una mera reglamentación de la duración de la jornada de trabajo.

Por ello, nos explica el Dr. Julio Mirasson asesor legal de Arizmendi, la directiva del Art. 92 ter define al contrato de trabajo a tiempo parcial cómo aquel en virtud del cual el trabajador se obliga a prestar servicios durante un determinado número de horas al día o a la semana, inferiores a las dos terceras (2/3) partes de la jornada habitual de la actividad. Por ello, el trabajador incorporado bajo cualquiera de las modalidades contractuales previstas en la Ley 26.727 puede hacerlo a tiempo parcial.

Aclarado el tema de la compatibilidad de la figura en comentario con el régimen de trabajo agrario es útil hacer algunas precisiones sobre su implementación práctica.

  • La ley 26.727, Art. 40 dispone que la jornada no podrá exceder de 8 horas diarias y de cuarenta y cuatro (44) semanales desde el día lunes hasta el sábado a las 13 horas. El límite semanal, puede distribuirse de manera desigual, pero la jornada diaria no puede exceder de 9 horas.

Ello significa que la jornada de trabajo no podrá superar las 29 horas (2/3 partes de 44) ni las 9 horas diarias.

  • La remuneración no podrá ser inferior a la proporcional que le corresponda a un trabajador a tiempo completo de la misma categoría o puesto de trabajo.
  • Si la jornada pactada supera esa proporción, el empleador deberá abonar la remuneración correspondiente a un trabajador de jornada completa, lo mismo ocurre a modo de sanción en caso de infringir el límite establecido para la duración del contrato.
  • El trabajador contratado a tiempo parcial no podrá realizar horas “extras”.
  • Los aportes y contribuciones a la seguridad social se efectuarán en proporción a la remuneración del trabajador y serán unificadas en caso de pluriempleo. En este último supuesto, el trabajador deberá elegir entre las obras sociales a las que aporte, a aquella a la cual pertenecerá, excepto los correspondientes a obra social. En este último caso la base de cálculo será el salario básico de categoría del tiempo completo del trabajador.
  • Es conveniente formalizar el contrato a tiempo parcial por escrito, indicando con precisión la duración de la jornada de trabajo, dado que el alta, se comunicará con el código de modalidad de contratación que corresponda (según fuere permanente, temporario o permanente discontinuo). También se consignará una leyenda en el recibo de sueldo en que se indique que el trabajador está vinculado mediante un contrato a tiempo parcial, de manera de explicar adecuadamente el monto proporcional de la remuneración (v. LCT, Art. 140 inc. c).

 

Temas en esta nota

Seguí leyendo