El Gobierno llegó a un principio de acuerdo con Monsanto

El Gobierno y la multinacional Monsanto llegaron a un principio de acuerdo para destrabar el conflicto por el pago de un canon de la soja Intacta.

Por
Se esperaba una respuesta de la empresa para hoy.

Se esperaba una respuesta de la empresa para hoy.

01deJuniode2016a las15:35

El Gobierno y la multinacional Monsanto llegaron a un principio de acuerdo para destrabar el conflicto por el pago de un canon de la soja Intacta, resistente a insectos y desarrollada por la empresa, según reveló una fuente oficial.

"Hay principio de acuerdo", dijo a LA NACION una fuente de la Casa Rosada. Cerca de Monsanto declinaron hacer declaraciones por el momento, aunque dejaron trascender "conversaciones positivas".

Litigio desde fines de febrero

Los productores, el Estado y Monsanto vienen en litigio desde fines de febrero , en torno al pago de las regalías correspondientes al uso de semillas de soja transgénicas en el país. En el marco de ese litigio, la empresa de origen estadounidense estaba implementando análisis a los granos comercializados en los puertos. Allí, los exportadores testeaban la presencia de Intacta en el cargamento y, si el resultado daba positivo pero el productor no había pagado antes la compra de la semilla, Monsanto recibía un aviso y mandaba facturas de cobro a los productores por US$ 15 por tonelada.

Entre los productores hubo rechazo ante la decisión de la empresa y reclamos por presunto abuso de posición dominante realizados por la Sociedad Rural Argentina (SRA) y la Federación Agraria Argentina (FAA). En este marco, la Federación de Acopiadores de Granos impulsó una medida cautelar para frenar la denominada "cláusula biotecnológica", que fue rechazada por la jueza subrogante Alicia Bibiana Pérez, del Juzgado Civil y Comercial Federal 7.

Por su parte, la empresa había decidido suspender la incorporación de nuevos desarrollos transgénicos en el país, hasta tanto se solucionara el conflicto. Luego de la visita de Barack Obama, la Cámara de Comercio de Estados Unidos intervino y, en una carta, solicitó al Gobierno que trabajara para llegar a un acuerdo con la empresa.

En el Gobierno, mientras tanto, fustigaron a la compañía por su decisión de suspender la introducción de nuevas tecnologías en la Argentina. "Se creen que están por encima del Estado", disparó a fines del mes pasado el ministro de Agricultura, Ricardo Buryaile.

Ver también: Horas cruciales en el conflicto con Monsanto por la soja

Temas en esta nota

Seguí leyendo