Concesionarias de Córdoba, a punto de tomar Vassalli

Cinco concesionarios de maquinaria agrícola están a punto de quedarse con la fábrica de cosechadoras Vassalli, la única de capitales nacionales.

Por
La fábrica de Firmat fue muy golpeada por la cancelación de compras pactadas con Venezuela.

La fábrica de Firmat fue muy golpeada por la cancelación de compras pactadas con Venezuela.

02deJuniode2016a las10:48

Los distribuidores Nicola Hermanos, de Berrotarán; Girolami SA, de Isla Verde, y Aníbal Barbero, de Río Cuarto, integran esta alianza estratégica junto a sus pares bonaerenses Mandrile y Aguirre, de Arrecifes, y Agrícola Noroeste SRL, de Colón. Se trata de los principales comercializadores a nivel nacional que tienen las cosechadoras de las marcas Vassalli y Don Roque, fabricadas en la ciudad santafesina de Firmat. El resto de la red nacional de distribuidores, unas 30 empresas, apoya la iniciativa.

La emblemática empresa de cosechadoras atraviesa una profunda crisis económica, luego de que fracasara una operación con Venezuela para la producción y venta de 250 cosechadoras adaptadas a las necesidades del país caribeño. A lo que se suma una fuerte retracción en las ventas en el mercado interno en los últimos dos años.

Las dificultades de la empresa se han reflejado en una deuda salarial con sus 535 trabajadores y una deuda con el Banco Nación, entidad que en su momento aportó los fondos para la operación con Venezuela.

Las tratativas de los cinco concesionarios por tomar las riendas están en su etapa final. Ya han aportado dinero para comenzar a saldar el atraso en los sueldos (tres quincenas y un aguinaldo entero) y negocian refinanciar la deuda con el Banco Nación.

“El acuerdo para hacernos cargo de la empresa está listo en un 95 por ciento”, confirmó Hugo Nicola, titular de Nicola Hermanos, de Berrotarán. Entre los detalles que faltan está la respuesta del Nación a la propuesta de pago. La empresa le debe al banco alrededor de 198 millones de pesos.

El compromiso asumido por los actuales dueños –descendientes de Roque Vassalli– y los futuros propietarios es no despedir personal. Incluye la transferencia accionaria al grupo de concesionarios.

Si bien el corazón industrial de Vassalli es la fabricación de cosechadoras, los nuevos administradores tendrían entre sus planes diversificar la producción. “Si tenemos en cuenta la cantidad de trabajadores que tiene la empresa, es posible incorporar nuevos productos a la oferta comercial”, sostuvo Nicola. Equipos viales y ferroviarios figuran en esa lista.

En los playones de la fábrica aún hay alrededor de 70 cosechadoras que iban a ser vendidas a Venezuela. Se fabricaron con exclusividad para ese mercado y no se adaptan a las necesidades del productor argentino, por tener, entre otras diferencias, una menor capacidad de corte. “Vamos a necesitar reconvertir esos equipos, para lo cual necesitaremos financiamiento”, adelantó Nicola.

Temas en esta nota

Seguí leyendo