Los personajes y la decisión que ayudaron a ponerle fin a la disputa entre el Gobierno y Monsanto

La empresa pidió que intervengan varios actores de la cadena en la fase final de la negociación y, después de idas y vueltas, se convenció que el Inase podía hacer los controles al grano de soja.

Por |
Los personajes y la decisión que ayudaron a ponerle fin a la disputa.

Los personajes y la decisión que ayudaron a ponerle fin a la disputa.

27deJuniode2016a las11:53

Ricardo Valderrama (Bolsa de Cereales), Alberto Rodríguez (Ciara), Daniel Asseff (Coninagro), Fernando Rivara (Federación de Acopiadores), Alfredo Paseyro (ASA) y la cooperativa AFA. Esos nombres y/o instituciones pidió Monsanto que estén en la última mesa de negociación con el Gobierno que terminó cerrando el conflicto por los controles en los puertos de Intacta.

Según pudo reconstruir La Nación, luego que hace algo más de un mes la disputa con la multinacional parecía sin salida, cuando dijo sentirse "decepcionada" y anunció la suspensión de la incorporación de nuevas tecnologías al país, como la soja Xtend, hubo un quiebre cuando esas personas y/o instituciones se sentaron en la mesa de negociación, a solicitud de Monsanto.

"Si no estaban ellos, no nos íbamos a sentar. Ellos entendieron que había que buscar una solución que vaya más allá de una campaña", cuentan en la compañía.

Pensando más allá de este año

Si bien la solución anunciada el jueves pasado por el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, con el Inase tomando el rol de contralor, fiscalización y sanción, en realidad apunta a resolver el problema generado en la actual campaña, hasta que sale una nueva ley de semillas, para la multinacional esos actores comprendieron que el conflicto debía solucionarse pensando más allá de este año. En la firma creen que ellos también transmitieron eso al Gobierno en las distintas conversaciones.

Lo llamativo es que Monsanto haya pedido que también participe en la negociación la cooperativa AFA, con quien tiene una disputa judicial por supuesto "uso indebido" de Intacta por una inspección en un acopio en Metán, Salta. "Para nosotros fue táctico que estén en esa mesa", señalan en la multinacional, donde por ahora igual no tienen previsto dar marcha atrás con la batalla judicial contra la cooperativa.

En Monsanto también dicen que jugó un papel relevante Jefatura de Gabinete de la Nación, en su caso a través del coordinador Gustavo Lopetegui, que participó en algunos encuentros en el punto de mayor tensión del conflicto. "Ellos lograron la racionalidad", sostienen en la empresa.

Para Monsanto, el acuerdo en la Argentina alivia también la expectativa que había en países vecinos. Sucede que en Brasil, por ejemplo, ya viene cobrando unos 300 millones de dólares por regalías y allí se miraba con especial atención, de parte de productores que pagan, la solución o no en la Argentina.

Si para la multinacional fue clave la participación de los nombres que pidió que estén en la mesa de la negociación, para el Gobierno el conflicto se encaminó cuando la misma empresa se convenció que el Inase podía implementar con sus medios el control en los puertos.

"Ellos comprendieron el mecanismo del Inase y confiaron en que va a trabajar. Antes llegábamos al punto de un acuerdo, pero se trababa en el tema de la implementación. Lo difícil fue ponerse de acuerdo en la implementación, pero se hizo detallando todo", indican en el Ministerio de Agroindustria.

En Agroindustria destacan que en lo más alto del Gobierno siempre se mandó el mensaje a Monsanto que la única mesa de negociación era la que comandaba esa cartera del campo. En este contexto, sostienen que Lopetegui fue un "facilitador" que dejó en claro que la negociación era la que hacía Agroindustria, que a su vez Buryaile terminó delegando en su jefe de Gabinete, Guillermo Bernaudo.

16 las cartas

Fueron en total 16 las cartas que Monsanto y empresas del sector mandaron al presidente Mauricio Macri, a la vicepresidenta, Gabriela Michetti, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, haciendo saber su postura ante la disputa. Ante esas cartas Lopetegui se interiorizó por el conflicto. También el ministro de la Producción, Francisco Cabrera, fue sondeado por carta por la poderosa Cámara de Comercio norteamericana desde su sede en Washington.

"Fue determinante que nunca nadie del mismo Gobierno se salió por su cuenta de la negociación", contó una fuente oficial.

Temas en esta nota