Mínimo de 10 años para la participación del Estado en la renta agrícola

La participación del Estado en la renta agrícola, índice FADA, marcó para el mes de junio de 2016 un 65,8%, por debajo del 67,7% de marzo y sustancialmente menor al 93,5% de junio de 2015.

Por
Fuente: FADA

Fuente: FADA

28deJuniode2016a las10:42

La participación del Estado en la renta agrícola, índice FADA, marcó para el mes de junio de 2016 un 65,8%, por debajo del 67,7% de marzo y sustancialmente menor al 93,5% de junio de 2015. Con respecto al año anterior, favorecen la corrección del tipo de cambio y la eliminación/reducción de los derechos de exportación; y con respecto al trimestre anterior, la suba de precios internacionales.

A pesar de la importante caída de la participación del Estado en la renta agrícola, los impuestos nacionales significaban el año pasado $3230 por hectárea, mientras que este año significan $5375, un 66,4% de pesos más que van al Estado. Ese aporte fiscal podría ser aún mayor debido a que parte de los derechos de exportación, en el maíz por ejemplo, en realidad iban a otras partes de la cadena, mientras que ahora van al Estado principalmente vía Ganancias.

Ver también: ¿Qué revela el termómetro del campo de FADA?

¿Qué es el Índice FADA?

Que el Estado participe del 65,8% de la renta agrícola significa que la sumatoria de los tributos (provinciales y nacionales, incluidos los derechos de exportación a la soja) representan $65,80 de cada $100 que genera de renta una hectárea promedio en Argentina.

La renta es lo que vale la producción menos los costos, en otras palabras, el resultado que se obtiene al restarle los costos de producción, comercialización y transporte al valor de la producción a precios internacionales.

La producción y costos de la hectárea se calculan utilizando los rindes, costos y distancias al puerto promedio a nivel nacional para los cultivos de soja, maíz, trigo y girasol y ponderando  los por la participación de estos cultivos en el área sembrada nacional. Así, se obtiene la renta, la que se distribuye en el resultado de la producción después de impuestos, la renta de la tierra y la participación del Estado.

Fuente: FADA

Temas en esta nota

Seguí leyendo