Lejos de terminar, peligra la cosecha gruesa

En el sudeste de Córdoba, las lluvias todavía siguen dando que hablar. Con napas muy cerca de la superficie, precipitaciones que no cesan y pronósticos de nuevos registros de agua, la cosecha gruesa no sólo no lograr llegar a su fin, sino que peligra su continuidad.

Por
08deJuliode2016a las09:18

“Como es de público conocimiento, hoy por hoy en el sudeste de Córdoba, las napas están muy altas, es muy grave la situación”, comenzó diciendo el Ing. Agr. Pablo Belluccini, técnico especialista en malezas de INTA Marcos Juárez  en entrevista exclusiva, y agregó: “Es un panorama muy complicado porque no solamente peligra la siembra de trigo sino también, la cosecha gruesa”.

De acuerdo a los dichos del especialista, aún pueden observarse una gran cantidad de lotes con mucha agua, de hecho, Belluccini afirmó que más de la mitad de las hectáreas que posee la cooperadora de INTA en la región, se encuentran bajo el agua. “Va a tener que pasar mucho tiempo sin llover para que esos lotes se puedan ‘barbechear’ y volver a sembrar”, afirmó.

A pesar de que el especialista recordó escenarios similares a éste, también admitió que datan de la década del 70/80, cuando las napas tenían otra profundidad, claramente más pronunciada.

Ni los barbechos se salvan

“Producto de la magnitud y cantidad de agua que ha caído, los barbechos también están complicados porque quienes hicieron barbecho químico, probablemente vean lavados los productos y por ende no funcionen tal como lo tenían planeado”, explicó Belluccini en diálogo exclusivo.

Y agregó: “Una vez que los lotes comiencen a secarse, se van a enmalezar y los productores deberán recurrir nuevamente a aplicaciones de herbicidas, con el objetivo de llegar a los primeros días de septiembre u octubre con los lotes limpios”.

Y si de productores se trata, hay dos alternativas: quienes hicieron las cosas bien, y quienes no.  En este sentido, el Ingeniero distinguió: “Los productores que hicieron bien las cosas, van a tener que retomar los cuidados. Pero quienes no lo hicieron, van a tener que esperar el momento oportuno para poder ingresar a los lotes, relevar el grado de desarrollo de las malezas y planificar futuras aplicaciones y cuidados”.

Las malezas nos sorprenden

No es novedad que año a año la situación de malezas resistentes y tolerantes se modifica, pero mantiene una constante: el factor sorpresa. “Las malezas no dejan de sorprendernos”, resumió el especialista de INTA Marcos Juárez, al momento que recomendaba: “Debemos estar muy alertas, muy atentos. Utilizar cultivos resistentes a glifosato y sólo depender de este producto es un gran error”.

En resumidas cuentas, hay que hacer los análisis y monitoreos pertinentes, conocer la historia de los lotes y en base a ello tomar las mejores decisiones.

La problemática de malezas no sólo puede repetirse, puede agravarse.

Temas en esta nota

Seguí leyendo