Agricultura de precisión con la variable que más impacta en la producción

Desde la Bolsa de Comercio de Rosario comentaron que "hay herramientas disponibles para poder diseñar las siembras en la cosecha gruesa", adaptándose al escenario climático.

Por
¿Cómo se comportaron las 2 peores Niñas en la región núcleo?

¿Cómo se comportaron las 2 peores Niñas en la región núcleo?

06deJuliode2016a las17:16

El escenario para la campaña gruesa 2016/17 parece estar signado por la ocurrencia del fenómeno "La Niña", que podría provocar lluvias por debajo de lo normal en el trimestre octubre-noviembre-diciembre. Sin embargo, la buena noticia viene por el lado de que "hay herramientas disponibles para poder diseñar las siembras en la cosecha gruesa", y así hacerle frente.

Ver: Alerta amarilla para la campaña gruesa 2016/17

Para ello, desde la Bolsa de Comercio de Rosario analizaron el efecto de las dos peores Niñas en la Región Pampeana. "Los últimos recuerdos‘ nos llevan a las campañas 1988/1989 y 2008/2009, tomando así cómo fue la distribución de agua útil en las campañas 1988/1989 y 2008/2009.

El resultado realmente "asusta", pero esto no pasa por el miedo, sino por tratar de entender mejor lo que puede ocurrir, sin generar "escenarios catástrofes": "al escenario Niña se le acoplan los efectos regionales que pueden amortiguar o incrementar los impactos, de hecho tenemos registradas todas las niñas, y algunas se han ‘portado bien’", destacaron en el informe de la BCR.

Las 2 peores Niñas en la región núcleo

La Niña 1998/99 actuó en su forma más severa sobre el 62% de la región núcleo. En cambio, en la 2008/09 se ensañó con en el NE de Buenos Aires, afectando en su mayor grado a un 37% de la zona. En ese evento, la anomalía en los alrededores de Rosario casi no se sintió, y sin embargo, a pocos kilómetros, desde Maciel hacia el norte hubo un foco de acción reducida, pero también de alta intensidad.

 

Pero para saber esto desde la BCR comentaron que fue necesario Identificar los eventos ENSO en los últimos 30 años, y hacer la representación de la distribución de agua útil y su anomalía, en cada caso. Cuando hay herramientas, o sea una red de estaciones meteorológicas, junto al diseño de algoritmos muy pragmáticos, se puede tener un cálculo estadístico de lluvia para el período crítico de necesidades hídricas en la zona donde el productor sembrará.

Un buen ejemplo de ello, es, como se muestra a continuación, los desvíos que tuvieron en esa campaña las reservas, comparándolas con las estadísticas de los últimos 30 años, para el trimestre diciembre-enero-febrero. Esto es muy importante, aparte, porqué se puede repetir el método para distintas ventanas de siembra y considerar el riesgo para cada una de ellas.

 

 

"Esto es hacer agricultura de precisión, teniendo en cuenta la variable que más impacta en la producción: el agua", concluyeron en el informe.

Acceda al informe completo de la BCR.

Temas en esta nota

Seguí leyendo